¿Sabes qué es la Policía Administrativa? Descúbrelo aquí

Abogado egresado de la Universidad Católica Andrés Bello, mención Cumlaude, funcionario del Poder Judicial Venezolano con experiencia en Derecho Procesal Civil y coordinador academico en Handbook.

En otros artículos como el de la Legalidad Administrativa, explicamos que es regla general del derecho administrativo, que los actos y actividades de los órganos que conforman el Estado (la Administración Pública), deben estar subordinados al ordenamiento jurídico, para evitar arbitrariedades que pudieran poner en peligro los derechos individuales y colectivos de los ciudadanos que conforman a esas sociedades.

 

Ahora bien, el Estado en aras de preservar el orden público en dichas sociedades, en el ámbito de sus competencias, establece limitaciones a sus administrados y realiza actividades de fiscalización para determinar el cumplimiento de determinadas normas jurídicas. A esa actuación la doctrina la ha denominada Policía Administrativa y la cual será objeto de estudio en el presente artículo. Esperamos les sea beneficioso.

Policía Administrativa

Definiciones doctrinarias

Siguiendo la doctrina del ilustre autor Eloy Lares Martínez en su libro “Manual de Derecho Administrativo-Edición XIV” , explica que:

entendemos por “policía administrativa” la actividad del Estado mediante la cual, con el objeto de asegurar el mantenimiento del orden público, se imponen las restricciones necesarias  a la libertad personal y a la propiedad de los administrados…

Otros autores como el maestro francés Hauriou, considera que la policía administrativa tiene por objeto no solo el mantenimiento del orden público, sino también todos los factores que se le relacionen; tales como evitar las posibles perturbaciones en la sociedad, a través de reglamentos coercitivos y que en caso de producirse, se les reprime con firmeza. Vedel por otro lado, denomina policía administrativa al conjunto de actividades que tienen por objeto la expedición de reglas generales y de medidas individuales necesarias para mantener el orden público, la seguridad, la tranquilidad y la armonía social.

 

Igualmente, Rivero define a la policía administrativa como:

el conjunto de las intervenciones de la administración que tienden a imponer a la libre acción de los particulares, la disciplina exigida por la vida en sociedad…

 

De todas las definiciones anteriores y a los efectos del presente artículo, entendemos como policía administrativa al poder de limitación ejercido por las autoridades de la Administración que en su función administrativa, reglamentan y ejecutan las leyes que mantienen el orden público y social, en un determinado Estado.

La Policía Administrativa y Policía Judicial

Se hace indispensable establecer las diferencias entre policía administrativa y policía judicial. En efecto la policía judicial se diferencia de aquella, que la misma tiene por objeto la investigación de los hechos punibles, la determinación de los culpables y la detención de éstos. Los cuerpos de policía judicial son órganos auxiliares de la justicia penal.

 

La policía administrativa en cambio, actúa sin necesidad de que se haya cometido un delito, ya que su finalidad primordial es mantener el orden público. Es decir la función de este tipo de policía es tomar las medidas necesarias para mantener la tranquilidad pública, la seguridad y el orden para prevenir peligros inminentes al público o alguno de sus miembros. Así pues,  existen numerosas policías administrativas: forestal, de aguas, minera, de transporte, entre otras; y las cuales al formar parte de la Administración, contribuyen en garantizar el interés general, al mantener el orden social.

Policía y Servicio Público

Para algunos autores, la policía se considera un servicio público. Si lo vemos desde un punto de vista orgánico, debe ser considerada de esa forma. Un cuerpo de policía es un conjunto de agentes y de medios afectos al cumplimiento de una tarea y que permite satisfacer la necesidad del orden.

 

Pese a ello, el profesor Marcel Waline, considera que la policía no puede ser entendida como servicio público por cuanto se regulan de forma diferente. A su juicio donde hay servicio público, no hay actividad privada, sino actividad regida por el derecho público; mientras que la actividad que pueden ejercer los ciudadanos en el cuadro de la reglamentación de policía, les deja un margen de libertad y por ende se aplican reglas del derecho privado y público.

 

En el Derecho Moderno, se diferencian ambas concepciones en el sentido de que la policía administrativa consiste en la intervención de la administración en las actividades de los particulares, mediante reglamentaciones, órdenes, prohibiciones o autorizaciones; en tanto que el servicio público consiste en la actividad realizada por el Estado o por un concesionario del mismo, mediante la cual se da satisfacción a una necesidad colectiva.

Fundamento de la Policía Administrativa

Según Otto Mayer, todos los habitantes de un país tienen el deber de no perturbar en modo alguno el buen orden de la cosa pública. Se considera como perturbación al buen orden, toda manifestación del individuo que pueda comprometer, por su efecto social, las fuerzas contenidas en la sociedad. El poder de policía viene a ser la potestad de las autoridades para hacer cumplir ese deber general. Es decir, el poder de policía tiende a realizar el deber general que incumbe a los individuos de no perturbar el buen orden de la cosa pública.

 

En algunos países, el fundamento de la policía administrativa se encuentra en el texto constitucional. En Venezuela, por ejemplo, encontramos en el texto fundamental un título completo relacionado con los derechos humanos y los deberes del ciudadano, que son las bases para la organización del poder de policía. Tal situación se observa del artículo 20 constitucional, que consagra el derecho de toda persona al libre desenvolvimiento de su personalidad, sin más limitaciones que las que derivan del derecho de los demás y del orden público y social. Es decir, puede el Estado limitar el libre desenvolvimiento de esa personalidad, con fundamento en el orden público a través de  los órganos que designe a tales efectos.

Conclusión

De todo lo anterior, podemos concluir que la policía administrativa es el poder de limitación ejercido por las autoridades de la Administración que en su función administrativa, reglamentan y ejecutan las leyes que mantienen el orden público y social, en un determinado Estado y tiende a realizar el deber general que incumbe a los individuos de no perturbar el buen orden de la cosa pública, a través de dichas normativas. Esperamos les haya gustado el presente artículo y nos vemos en una próxima oportunidad.

 

¿Te gustó este artículo sobre la Policía Administrativa? Comenta abajo, y si te gustó, ¡compártelo en tus redes sociales!

Artículos relacionados

5 Frases de Hugo Grocio que deberías conocer En el artículo de 5 frases de León Duguit, analizamos algunas frases de ese famoso jurista francés, especialista en Derecho público y la doctrina real...
Entiende la clasificación de los actos administrat... Como ya hemos explicado en otros artículos, los actos administrativos son la base del estudio y regulación del Derecho Administrativo. De esta forma, ...
10 Conceptos importantes del Derecho Administrativ... Dentro del Derecho Administrativo existen ciertos conceptos de requerida comprensión para poder estudiar las distintas figuras que de ellos se derivan...
¿Qué es la invalidez de los actos administrativos?... Los actos administrativos son la base jurídica por la que las decisiones de los órganos del Poder Público de un Estado tienen fuerza y carácter coerci...