Entiende la relacion de causalidad como elemento de la Responsabilidad Civil - Abogados - Acuerdo

Entiende la relación de causalidad como elemento de la Responsabilidad Civil

Abogado egresado de la Universidad Católica Andrés Bello, mención Cumlaude, funcionario del Poder Judicial Venezolano con experiencia en Derecho Procesal Civil y coordinador academico en Handbook.

En otros artículos como en de la Responsabilidad Civil y el Caso Fortuito, explicamos que existen figuras jurídicas que traen consecuencias legales. Estas figuras pueden obligar a la persona al cumplimiento de una responsabilidad, como lo es el caso de los ilícitos en materia civil. Ahora bien, para que pueda configurarse esa Responsabilidad Civil, es indispensable que concurran determinados elementos. Uno de ellos es la relación de causalidad. Debido a su relevancia jurídica, será objeto de estudio en el presente artículo. Esperamos sea de su agrado.

La Relación de Causalidad como elemento de la Responsabilidad Civil

Nociones Generales

Siguiendo la doctrina del ilustre autor Eloy Maduro Luyando en su libro Curso de Obligaciones-Tomo I,  para que el deudor pueda quedar obligado a reparar los daños y perjuicios, es necesario que esos daños sean consecuencia directa de un hecho imputable al deudor. El hecho puede ser por culpa probada o presunta del agente del daño (responsabilidad objetiva) o por imputarle la ley responsabilidad al deudor que se encuentre en determinada situación jurídica respecto del hecho de una persona o cosa.

 

A esa consecuencia directa o vínculo directo entre los daños y los hechos imputables al deudor, la doctrina la ha denominada como relación de causalidad. Así, constituye un elemento básico de la responsabilidad civil conforme a la doctrina moderna. Tal situación se justifica en que debe existir una relación de causa y efecto entre el incumplimiento culposo y los daños y perjuicios ocasionados como consecuencia de ello.

 

De esta forma, no basta con la existencia de un daño y del incumplimiento para que el deudor se encuentre en la situación de responder. Si el daño no se debe al incumplimiento culposo, el deudor no estará en la obligación de reparar. En virtud de ello, no estará incurso en responsabilidad civil, por cuanto no existe vínculo alguno que lo comprometa a esa reparación.

Teorías sobre el vínculo de la relación de causalidad

La existencia de la relación de causalidad como elemento de la responsabilidad civil es admitida por la doctrina. Siendo así, se han estructurado algunas teorías para desentrañar cuando existen pluralidad de causas que determinan el daño, a cuál de ellas debe atribuirse el papel generador. Veamos:

 

Teoría de la causa más próxima al daño

Consiste en la afirmación que la causa física más próxima, inmediata al daño, es la susceptible de generarlo. De manera que, basta con determinar quién es la persona a la cual puede atribuírsele esa causa próxima para que exista su responsabilidad. Esta teoría presenta la ventaja de limitar el número de antecedentes causales, pues no sería necesario indagar en otras cosas más remotas que podrían prolongarse hasta el infinito. Sin embargo, resulta poco equitativa, debido a que no toma en cuenta ni ofrece solución al caso de que la causa más próxima al daño fuese a su vez efecto de otra causa anterior.

 

Un ejemplo sería que una persona “X” choca un vehículo “Y” y por fuerza del impacto este causa un daño a un vehículo “Z”. Según esta teoría, el responsable sería el vehículo “Y” por ser la causa física más próxima al daño. Es por ello que esta teoría fue rápidamente desechada por la doctrina, por lo absurdo de su concepción.

Teoría del hecho desencadenante

Consiste en señalar como el daño es ocasionado por el hecho desencadenante de las demás circunstancias que lo causaron. Un hecho puede considerarse causa de otro posterior, cuando si hubiere faltado dicho hecho, el hecho posterior no se hubiese producido. Se le critica a esta teoría su extensión en el concepto de causa. Siendo que lo prolonga hasta el infinito, al tener que estudiarse la causa de las causas. Asimismo no toma en cuenta aquellos casos en que el daño tiene como causa la abstención culposa por parte del agente (un no hacer o conducta omisiva).

Teoría de la equivalencia de condiciones

Todo daño es producto de una serie de causas y circunstancias de diversa índole que forman una cadena de hechos determinantes del mismo.  Dentro de esa cadena de hechos determinantes, es necesario escoger solo los hechos culposos, que son los que van a tener trascendencia jurídica, pues obligan a su autor a reparar el daño causado. Los hechos no culposos no tienen relevancia para los efectos de la reparación.

 

En tales situaciones, basta con que en la cadena de hechos determinantes del daño, aparezca uno solo culposo para que su autor quede obligado a repararlo. Esto sin necesidad de entrar a averiguar si se trata de un hecho mediato o inmediato. Como fundamento de esta teoría, se aduce que la víctima de un daño no tiene posibilidad ni derecho a reclamar indemnización cuando las causas no pueden imponerse a la culpa de alguna persona. De esta forma, el único obligado es el autor del hecho culposo. 

 

Se crítica a esta teoría porque no toma en cuenta aquellas situaciones en que, habiendo en la cadena de hechos determinantes del daño una causa culposa, esta por sí sola no hubiese sido capaz de producirlo. Así, no habría ocurrido sin que hubiesen concurrido otras causas que ayudaron a crearlo o en algunos casos agravarlo. De todos modos, el autor de esa culpa respondería. 

Teoría de la causalidad adecuada

Enuncia que, dentro de la cadena de hechos determinantes de un daño, no es correcto atender al criterio del hecho culposo, ni del próximo ni del desencadenante. Debe determinarse cuál de los hechos de la cadena es jurídicamente apto para causar el daño. Es decir, cuál de los hechos es objetiva y normalmente adecuado para producirlo.

 

Generalmente, ese hecho se identifica aplicando el siguiente método: si se comienza a eliminar cada uno de los hechos integrantes de la cadena o conjunto de hechos determinantes del daño, el hecho o causa adecuado para producirlo sería aquel que de ser eliminado, no se hubiera producido el daño. 

 

Se le crítica a esta teoría, porque en su utilización en la jurisprudencia francesa, se confundía la noción de culpa con la noción de relación causal. 

Posición de la Doctrina Moderna

Algunos autores contemporáneos, al estudiar los diversos fallos de los tribunales en relación a casos concretos, han llegado a la conclusión que la relación de causalidad es un problema que escapa de toda solución lógica. El Derecho no es una ciencia exacta, la influencia del factor humano y los valores morales y económicos predomina.

 

De allí que debamos recordar lo afirmado por el mencionado autor Eloy Maduro Luyando, en los siguientes términos:

Para determinar si hay o no vínculo de causalidad, todas las teorías constituyen un valioso elemento, pero el Juez tiene que atenerse en gran parte a su sensibilidad, a tomar en cuenta las circunstancias objetivas y pragmáticas para llegar a una conclusión adecuada. 

Conclusión

De todo lo anteriormente expuesto, podemos concluir que la relación de causalidad, es esa consecuencia o vínculo directo entre los daños y los hechos imputables al deudor. Así, constituye un elemento esencial de la Responsabilidad Civil. Siendo así, puede ser observada desde las múltiples teorías que la doctrina ha configurado para su comprensión.

 

Esperamos les haya gustado el presente artículo y hasta una próxima oportunidad.

 

¿Te gustó este artículo sobre la relación de causalidad como elemento de la Responsabilidad Civil? Si es así compártelo en tus redes sociales y si tienes algo que agregar coméntalo y dinos lo que piensas.

Artículos relacionados

¿Sabes qué es el recurso de Apelación? Aquí te lo ... En el ámbito judicial, una vez dictada la sentencia (ya sea interlocutoria o definitiva), puede suceder que el juez de la causa, ha incurrido en algún...
¿Cuál es la diferencia entre obligaciones de dar, ... Seguiendo la doctrina del ilustre autor Eloy Maduro Luyando en su libro "Curso de Obligaciones, Derecho Civil III, Tomo I"  , entre las distintas form...
¿Qué es el Objeto en el contrato? Averígualo aquí... En el artículo del contrato, explicamos que es un acuerdo unánime entre dos o más personas para constituir, reglar, modificar o extinguir un vínculo j...
¿Qué es la Acción Oblicua? Aquí te lo explicamos... Existen acciones en el Derecho Civil Obligaciones, que permiten a los acreedores impedir el perjuicio que pudiere causarle un deudor que disipe o enaj...
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Comenta sobre este artículo