teoría del delito - mazo - balanza - derecho

¿Qué es la teoría del Delito? Descúbrelo aquí

Estudiante de Especialidad en Derecho Penal en la Facultad de Derecho de la UNAM, recipiendario de la distinción "Guillermo Floris Margadant" a la excelencia académica e Investigador Jurídico Independiente. Colaborador en Handbook.

De todas las áreas de estudio del Derecho Penal, posiblemente una de las más importantes resulta ser la Teoría del Delito, no solo por establecer los lineamientos para determinar o no la integración de una conducta considerada como delito. Pues además, debemos recordar que tanto la Teoría del Delito como la Teoría de las Penas, de la Ley Penal, del Delincuente, de las Medidas de Seguridad, etcétera, llevan una relación de interdependencia, de tal forma, que hace imposible concebir a una sin la otra.

 

A lo largo de la historia del Derecho Penal, la Teoría del Delito ha sido desarrollada por una infinidad de autores y legislaciones, lo que ha hecho que cada uno de ellos agregue o elimine elementos a la misma. En el caso del Derecho Penal Mexicano, la Suprema Corte de Justicia de la Nación, propone de forma implícita en la Tesis 2614 de la Quinta Época, la Teoría Pentatómica o de los Cinco Elementos se los explicaremos a continuación:

La Teoría del Delito

Conducta

Uno de los elementos de la Teoría del Delito, para muchos autores la conducta es el elemento fundamental o básico del delito, pues si hay ausencia de la misma, simplemente no existiera alguno. Para la Teoría del Delito, la conducta se expresa como la actividad o inactividad voluntaria misma que a su vez estará compuesta por un elemento físico y otro psíquico o psicológico.

 

Por elemento físico debemos entender un hacer o no hacer una cierta actividad, cabe destacar que en el caso del no hacer u omitir el sujeto que no haya realizado la conducta debe haber estado obligado a realizarla. En el caso del Sistema Jurídico Mexicano, existen diferentes formas en las cuales la conducta puede ser expresada para la Teoría del Delito: delitos de acción y delitos de omisiónEn cuanto a los delitos de acción refiere, en estos se exige que el sujeto activo del delito realice algún movimiento físico, de tal forma que el mismo encuadre en el tipo penal descrito por el legislador.

 

En los delitos de omisión, la comisión del delito podrá ser por omisión simple o comisión por omisión, siendo la omisión simple si se da solamente un resultado jurídico o formal, mientras que si hay algún resultado material será un delito por comisión por omisión.

 

Elementos de la Conducta

Para que una conducta sea considerada por la Teoría del Delito, tienen que existir tres elementos: conducta, nexo causal y resultado material. La conducta, como señalamos en líneas anteriores, puede ser de acción u omisión. El nexo causal es aquel vínculo existente entre la conducta y el resultado; la Teoría Causalista la define como la causa de la causa es causa de lo causado. Finalmente, por resultado material entendemos como la consecuencia de la actuación del sujeto activo.

 

Clasificación del Delito

Por último, en cuanto a la conducta refiere, la doctrina clasifica a los delitos en instantáneos, continuos y continuadospara efectos y estudio de la prescripción.

 

Un delito instantáneo ocurre cuando todos los elementos descritos en el precepto legal, se realizan y agotan en el mismo momento. El delito continuo sucede cuando la consumación se prolonga en el tiempo, haciendo que todos los elementos descritos en el precepto legal no sean realizados en un solo momento. Un delito es continuado cuando hay identidad en el sujeto activo, pasivo y propósito delictivo, pero existe una pluralidad de conductas.

 

Elemento negativo: Ausencia de Conducta

En cuanto a la ausencia de conducta, aquí, no existirá voluntad por parte del sujeto activo, por lo cual el delito quedará excluido. La doctrina menciona como causas de la misma la fuerza mayor (vis major), fuerza física exterior o irresistible (vis absoluta), actos reflejos e instintivos, sueño o sonambulismo, hipnotismo, entre otros.

Tipicidad

Esta es definida por la gran mayoría de autores como la adecuación de la conducta en la descripción que realiza la normativa penal. Es muy importante saber que tipicidad y tipo penal son instituciones del Derecho Penal completamente diferentes, pues la primera será la adecuación de la conducta a la descripción que realiza el legislador y la segunda será solamente la conducta descrita.

 

Los elementos del tipo son aquellos que forman parte de la descripción del mismo, proporcionada por el legislador, para el caso del Sistema Jurídico Mexicano, existen tres tipos de elementos: objetivos, subjetivos y normativos. Para el caso de los elementos objetivos, estos tienen la característica de ser susceptibles de identificar a través de los sentidos del ser humano o por la simple experiencia o conocimiento.

 

Dentro de ellos se encuentran las calidades que deben de tener el sujeto activo o pasivo dependiendo del tipo penal que se trate, por ejemplo, el ser mujer para el caso del sujeto pasivo del feminicidio. De igual forma serían el lugar, los medios de comisión, el objeto material, el tiempo o el momento en que se realice, el bien jurídico tutelado, entre otros.

 

En el caso de los elementos subjetivos, hace referencia al motivo que tiene el sujeto activo, cabe aclarar que no todos los tipos penales cuentan con esto, sin embargo puede identificarse en cualquier legislación a través de frases como: con el ánimo de, para lograr, con el deseo de, etcétera. Por último, en cuanto a los elementos normativos, la doctrina menciona que son las partes esenciales de un resultado típico y estos forman parte de la descripción que realiza el legislador respecto de los tipos penales.

 

Elemento negativo: Atipicidad

La atipicidad implica que una conducta no sea típica, haciendo que su naturaleza sea completamente legal o lícita. Para poder calificar a una conducta de atípica, esta no tendrá que adecuarse o encuadrar en la descripción de la conducta que el legislador establezca en la normativa penal.

 

En el caso de la legislación mexicana, la atipicidad puede originarse a partir de la falta de calidad tanto en el sujeto activo como pasivo, ausencia del objeto, ausencia de los elementos de tiempo, modo o lugar a pesar de que haya conducta, ausencia de los elementos subjetivos o de los normativos.

 

¿Te gustaría realizar cursos de Derecho en línea? ¡Haz click aquí y ve nuestra oferta!

Antijuricidad

En la Teoría del Delito, para que una conducta sea consideraba como antijurídica, no basta con que se ajuste a la descripción que realiza el legislador (tipicidad), pues también tiene que poner en riesgo o lesionar al bien jurídico que se esté tutelando.

 

Elemento negativo: Causas de Justificación de la conducta

Dentro de las causas de justificación, la doctrina las ha dividido en dos tipos de acuerdo a su naturaleza: conductas libres (ejercicio de un derecho) y conductas obligatorias (cumplimiento de un deber).

 

Una de ellas es el consentimiento del titular, donde basta con que el titular del bien jurídico que protege la norma penal, otorgue su autorización o consentimiento a fin para que sea vulnerado, buscando con esto, evitar toda conducta ajena a la voluntad. Otra causa de justificación es la legítima defensa. En cuanto a la legislación mexicana (CDMX), para que una conducta sea calificada como en defensa legítima, esta tiene que estar frente a una agresión, pues solo así habrá una defensa.

 

En cuanto a la agresión, esta tendrá que ser real, actual e inminente. Y por último, la defensa tendrá que proteger bienes jurídicos propios o ajenos, tendrá que haber necesidad de una defensa y a su vez, esta tendrá que ser racional al ataque. La siguiente causa de justificación es el estado de necesidad, donde se tiene que vulnerar un bien jurídico ajeno en protección de uno propio, no existiendo alguna otra conducta o posibilidad, teniendo que cumplir con los siguientes elementos: existencia de peligro real, actual e inminente, que este no sea provocado con dolo, que sea sobre bienes jurídicamente protegidos, y que no haya otra forma de haber actuado.

 

Finalmente, el cumplimiento de un deber y el ejercicio de un derecho. Para la primera, tenemos que tomar en cuenta que cuando se obra en la ejecución de un derecho, jamás se delinque, lo que hace que adquiera la calidad de licitud dicha conducta. Ahora, sobre el cumplimiento de un deber, el delito se excluye al tener que, valga la redundancia, cumplir con una conducta ordenada por alguien jerárquicamente superior.

Culpabilidad

Esta atiende a que una persona se le pueda reprochar una conducta delictiva, sin embargo para que esto pueda ser posible, la persona tiene que ser imputable, esto es, que tenga la capacidad de comprender y desear las consecuencias de su acto o actos y que su actuar fuere contrario a derecho. En caso de que no se cumpla lo anterior, la persona que realizó dicha conducta, será calificado de inimputable.

 

Como se mencionó en líneas anteriores, la inimputabilidad se dará cuando la persona no comprenda las consecuencias de su conducta y que la misma sea contraria o no a la normativa vigente. Una persona será inimputable cuando tenga alguna enfermedad mental que le produzca lo antes descrito, que sea menor de edad o que se actualice lo que la doctrina penal llama acciones libres en su causa, mismas que son aquellas en las que el sujeto que cometió la conducta, se colocó en estado de inimputabilidad de forma voluntaria.

 

Dentro del elemento de la culpabilidad, la conducta podrá ser calificada de dolosa, cuando se tenga la intención prevista y se desea el resultado, mismo que será delictuoso, sin embargo, esta será culposa, cuando no se quiera producir el resultado a pesar de que era previsible y evitable.

 

Elemento Negativo: Inculpabilidad

Habrá lugar a la inculpabilidad por ignorancia o error de la persona al realizar la conducta. Para que exista ignorancia tiene, forzosamente, que haber un completo desconocimiento del hecho. Sin embargo, en cuanto al error refiere, este podrá ser de hecho o error de prohibición.

 

En el error de hecho, el error recae sobre los sentidos del agente, haciendo que se equivoque respecto de lo que perciben. Sobre el error de prohibición, el error impide que el agente comprenda que su conducta es contraria a Derecho. Al respecto de esto, la doctrina señala que a pesar de que el agente conoce la conducta que realiza, este no sabe que dicha conducta está prohibida o regulada por la normativa penal o bien, sabe de la ilicitud de su conducta pero erróneamente cree que se encuentre justificada la misma.

 

No exigibilidad

Además del error que se ha comentado en líneas anteriores, el Derecho Penal también incluye dentro de la inculpabilidad a la no exigibilidad de otra conducta, misma que es que no se le haya podido exigir una conducta ajena a la que realizó. Para determinar la exigibilidad de otra conducta, se tiene que atender a la educación, entorno social, capacidad económica, costumbres y demás del agente.

Punibilidad

Se entiende como punibilidad a la sanción que prevé el tipo penal. Esta atiende al principio de la proporcionalidad de las penas, haciendo que la ley señale un mínimo y un máximo y se expresa en privación de la libertad o en alguna cantidad de dinero. Debe tenerse especial cuidado en no confundir punibilidad con pena, pues la primera será el mínimo y máximo que establezca la Ley (por ejemplo, de 5 a 10 años de prisión) y la segunda será la sanción establecida en un caso concreto (por ejemplo, a Juan le impusieron 7 años de prisión por la comisión de ese delito).

 

Elemento Negativo: Excusas Absolutorias

Solo se da por política criminal en las cuales el Estado decide no aplicar la pena que señalada en la normativa penal por causas ajenas a los sujetos.

Conclusión

Podemos decir que la Teoría del Delito es aquella que establece los lineamientos para determinar o no la integración de una conducta en el tipo previsto en la norma, donde los elementos para poder establecerlo son la conducta del sujeto activo y pasivo, la tipicidad del hecho punible, la antijuricidad, la culpabilidad del actor y la punibilidad del hecho.

 

¿Te gustó este artículo sobre la Teoría del Delito? Si es así, compártelo en tus redes y comenta abajo tu opinión.

Artículos relacionados

¿Qué significa “Iura Novit Curia” o &#... El Juez está obligado en su condición de representante del Poder Judicial, a administrar justicia en el ámbito de su competencia, en aquellas causas s...
Conoce a las atenuantes y agravantes en el Derecho... En otros artículos como en el de delito como hecho típico dañoso, explicamos que la base del Derecho Penal o su sentido es la sanción por un hecho d...
¿Cuál es la diferencia entre difamación, injuria y... Las diferencias principales entre difamación, injuria y calumnia saltan a la vista si se realiza un correcto estudio de las normas que contienen estos...
5 razones por las que deberías estudiar Derecho Razones por la que deberías estudiar Derecho, pues existen muchas. Muchos toman al Derecho como la carrera para los que no quieren estudiar números, p...
  •  
    2K
    Shares
  • 2K
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •