prueba judicial - balanza - derecho

¿Conoces la diferencia entre objeto, tema y carga de la prueba judicial?

Abogado egresado de la Universidad Católica Andrés Bello, mención Cumlaude, funcionario del Poder Judicial Venezolano con experiencia en Derecho Procesal Civil y coordinador academico en Handbook.

En otros artículos como el del hecho notorio, explicamos que los hechos jurídicos son esa inmensa variedad de hechos naturales o sociales que por la trascendencia que tienen en la vida del ser humano son configurados abstractamente en el supuesto de hecho de las normas que integran el ordenamiento jurídico, enlazándose con determinados efectos: constitutivos, modificativos o extintivos de relaciones jurídicas. Ahora bien, en el ámbito judicial, quien alega la ocurrencia de un determinado hecho (salvo las excepciones que vimos en el artículo supra mencionado) o una determinada situación, está obligado a demostrarlo durante el proceso jurisdiccional, para crearle una convicción al juez sobre su realización y poder emitir la sentencia respectiva.

 

Esos alegatos se demuestran a través de la “prueba judicial”, que debido a su relevancia en el ámbito del Derecho Procesal, trataremos de explicar algunos puntos clave para su entendimiento. Esperamos te sea útil.

La Prueba Judicial

Nociones Generales y etimología de prueba

En primer término, la etimología de la palabra prueba procede del latín “probatio, probationis y su verbo: probus“, que quiere decir bueno, recto, honrado. Lo que resulta probado, es bueno, es concreto; es decir, que es auténtico, verificación o demostración de autenticidad.

 

Ahora bien, la Prueba judicial siguiendo su etimología, es la razón o argumento tendiente a demostrar en un proceso sometido a un juzgador, la existencia o inexistencia de los hechos controvertidos afirmados o negados por las partes y sobre los cuales recaerá la actividad jurisdiccional y que conformaran la premisa menor producto del establecimiento de los hechos; en otros términos la razón o argumento tendiente a demostrar la verdad o falsedad de hechos afirmados o negados sobre los cuales se litiga en el proceso.

 

Tal situación se fundamenta en un juicio, en el que al existir un accionante (parte actora) y un accionado (parte demandada), existe un cúmulo de alegatos que tienen que ser demostrados al juez, para que una vez analizados y probados, se dicte la sentencia definitiva que resuelva la controversia sometida a su conocimiento.

La Prueba y el Sistema Jurídico Procesal

Siguiendo la línea anterior, es por ello que Rengel Romerg defina a la prueba judicial como: 

La actividad de las partes dirigida a crear en el Juez la convicción de la verdad o la falsedad de los hechos alegados en la demanda o la contestación, en la etapa procesal para ello. 

En nuestro Sistema Jurídico Procesal, la prueba judicial está basada en un conjunto de normas que regulan su promoción, la oposición, admisión, la evacuación y su valoración que permiten convencer al juez de los hechos que interesan al proceso. Asimismo, dichas normas son de orden público, ya que cualquier vulneración al Derecho Constitucional de ser oído y de la defensa (a través de la posibilidad de presentar pruebas en el proceso), acarrea la nulidad de lo actuado por cuanto no puede existir un proceso judicial, donde existió indefensión hacia una de las partes, permitida por el juzgador.

Objeto y Tema de la Prueba

Se ha establecido que el objeto de la prueba es “Lo que se puede probar en general”; es decir aquello sobre lo que puede recaer la prueba. Es una noción objetiva y abstracta que no está limitada a los problemas concretos de cada proceso, ni a los intereses o pretensiones de las diversas partes; sino a lo establecido por el ordenamiento jurídico sobre ese tipo de prueba. Es decir, el objeto de la prueba judicial dependerá de lo que puede ser susceptible de demostración como algo que ocurrió o que existió, como algo que existe, o como algo que puede existir; el cual debe ser concatenado con lo establecido en el ordenamiento jurídico vigente para el momento de su presentación.

 

Por otro lado, se debe entender por Tema de prueba lo que en cada proceso debe ser materia de la actividad probatoria. Aquí estamos bajando de lo abstracto a lo concreto. Esto es, los hechos sobre los cuales versa el debate y la forma en como consideran las partes que se debe entender la prueba, con los efectos jurídicos que ellos persiguen para el momento de su presentación en juicio.

 

La diferencia fundamental entre ambas, es que el Objeto de la prueba es lo que se puede probar en general; es abstracta y objetiva y por ende no está limitada a un proceso o a las partes; mientras que el Tema de la prueba es lo que en cada proceso debe ser materia de actividad probatoria, es decir hechos sobre los que recae el debate judicial, sin cuyo conocimiento el juez no puede decidir.

La Carga de la Prueba

La Carga de la prueba consiste en la necesidad de probar para vencer a la parte contraria. No es un derecho ni un deber, sino la imposición de ser diligente a fin de evitar perjuicios; esto para no sufrir el daño de la demostración fallida. Cada litigante soporta la carga de la prueba respecto de la existencia de todos los presupuestos (también los negativos) de las normas, sin cuya aplicación no triunfa la pretensión; es decir,  los presupuestos de las normas que le son favorables.

 

En Venezuela, así como en otros países latinoamericanos, las partes tienen la carga de probar sus respectivas afirmaciones de hecho; quien pida la ejecución de una obligación debe probarla, y quien pretenda que ha sido libertado de ella, debe por su parte probar el pago o el hecho extintivo de la obligación, de conformidad con el artículo 506 del Código de Procedimiento Civil en concordancia con el artículo 1.354 del Código Civil Vigente.

 

Jurisprudencia

Asimismo, la Casación Civil Venezolana, ha delimitado esa carga probatoria, al establecer que todo aquél que afirma un hecho, tiene que probarlo para que su alegato no se considere infundado. A tales efectos se hace indispensable traer a colación la sentencia de fecha 25/04/2.003, Nro. 193, dictada por la Sala de Casación Civil del Tribunal Supremo de Justicia, Magistrado Ponente: Adán Febres Cordero, que estableció entre otras cosas lo siguiente:

…En el derecho procesal moderno, corresponde a la parte que afirma el hecho, esto es, aquella que tiene interés en obtener la consecuencia jurídica que asigna la norma general y abstracta a ese hecho, demostrar al juez la realización concreta del mismo y provocar en él la convicción de la verdad del hecho; y a la parte que tiene interés en obtener el rechazo de la pretensión, demostrar los hechos extintivos o modificativos de la misma.  Tiene apoyo esta tesis en el principio del contradictorio y se la denomina “carga subjetiva de la prueba”, independientemente de que esté expresamente distribuida por una norma o implícita en la estructura misma del proceso. Los límites de la controversia quedan planteados con el ejercicio de la pretensión que se hace valer en la demanda y con el ejercicio de la defensa o excepción que hace valer el demandado en la contestación.

 

Como es lógico, ambos actos requieren la alegación de los hechos en que se fundamentan, y tales afirmaciones determinan el thema probandum y los respectivos sujetos gravados con la carga de probar los hechos en virtud de la correlación que debe existir entre la carga de la alegación y la carga de la prueba. Se allí la máxima latina tan socorrida en textos y en fallos: Onus probandi incumbit ei qui asserit (La carga de la prueba incumbe al que afirma). En síntesis, en el derecho moderno, ambas partes pueden probar. A: el actor, aquellos hechos que fundamentan su pretensión; b: el demandado, aquellos hechos que fundamentan su excepción o defensa; que es lo mismo que decir: las partes tienen la carga de probar sus respectivas afirmaciones de hecho… 

 

De la sentencia parcialmente transcrita, podemos afirmar que cualquiera que siente como base de su demanda o excepción la afirmación o la negación de un hecho, tiene la carga de suministrar la prueba judicial de su existencia o de la no existencia del hecho, toda vez que sin esta demostración la demanda o la excepción no resulta fundada; por cuanto adolece de evidencias que demuestren su realización o materialización.

 

¿Te interesa el tema procesal y quieres convertirte en un experto? ¿Quieres tener la oportunidad de estudiar junto a un juez emérito con más de 20 años de carrera judicial? ¿Quieres alcanzar hoy todas tus metas profesionales? Te recomendamos ingreses al curso: La Trilogía de la Teoría General del Proceso y aproveches el 50% de descuento que tenemos para ti en él. Cómo aprovechar el descuento:

  1. En la vista de pago de “La trilogía de la Teoría General del Proceso en 70 minutos”
  2. Haz clic en “Añade un cupón” y coloca “50menos” en el espacio en blanco.
  3. Llena los datos de pago y listo.

Conclusión

De todo lo expuesto podemos concluir que la prueba judicial es la base fundamental del Derecho, por cuanto refleja la actividad de las partes dirigida a crear en el Juez la convicción de la verdad o la falsedad de los hechos alegados en el juicio y cuya presentación es indispensable en cualquier proceso jurisdiccional; toda vez que sin esta demostración, la acción ejercida o la excepción alegada no resulta fundada. Esperamos te haya gustado el presente artículo y hasta una próxima oportunidad.

 

¿Te gustó este artículo sobre la prueba judicial como base fundamental para el derecho? Si es así compártelo en tus redes sociales y si tienes algo que agregar coméntalo y dinos lo que piensas.

Artículos relacionados

¿No quieres que se te pasen los lapsos? Conoce el ... En otros artículos, como el de preclusión de los lapsos procesales, explicamos que una vez transcurrido un determinado lapso de tiempo en el proceso, ...
¿Sabes qué es la etapa de informes en el Proceso C... En otros artículos como en el de la sentencia judicial y su ubicación en el proceso, explicamos que en el proceso judicial civil, la sentencia es el r...
Conoce la prueba de experticia en el Derecho Proba... En otros artículos, como en el de objeto, tema y carga de la prueba judicial, explicamos que la Prueba judicial es la razón o argumento tendiente a de...
¿Sabes qué es una Hipoteca y cuándo prescribe? En el Derecho Civil, las garantías reales son consideradas como instituciones de importante estudio. Su naturaleza jurídica radica en que para su exis...