principio in dubio pro reo - dama de la justicia

¿Conoces el principio In Dubio Pro Reo? Acá te lo explicamos

Abogada egresada de la Universidad Católica Andrés Bello. Monitora por el Edo. Bolívar de Amnistía Internacional. Diplomado en Transporte y Comercio Marítimo. Editora en Handbook

En el Derecho, los principios generales son una de las fuentes más importantes. Esto debido a que son las afirmaciones que le dan al legislador una base y un límite para la creación de las normas. En el Derecho Penal, estos principios tienen una mayor importancia, debido a que se trata de sanciones que atentan contra la libertad de los ciudadanos. Así, su estudio y comprensión son requerimiento principal para todo el que desee estudiar o ejercer la materia. Uno de los principios más conocidos y utilizados es el “In dubio pro reo“. En este artículo te explicaremos un poco más sobre este principio del derecho procesal penal. Esperamos te sea útil.

Principio In dubio pro reo

Concepto

Podemos entender al principio in dubio pro reo como aquel que establece que al existir dudas en un tribunal sobre la culpabilidad de una persona, no se le puede condenar por un hecho punible. De acuerdo a la doctrina, este principio constituye una regla sobre la valoración de la prueba. Así, se hace uso al momento en que el juzgador no es capaz de formar su convicción con un grado de convicción tal que no exista duda razonable sobre la culpabilidad de la persona acusada. De esta forma, este debe optar por la decisión que más favorezca al imputado.

 

Historia

El nacimiento exacto de este principio del Derecho Penal es incierto. De acuerdo al jurista argentino Julio B. J. Maier, su concepción actual proviene de la época de la Iluminación y el movimiento político que se formó de esta época. Así, el iluminismo trajo consigo una necesidad de cambio en las normas pro pena por sospecha, y es a través de este cambio que se consigue establecer la concepción actual del in dubio pro reo.

 

De acuerdo al jurista alemán Claus Roxin, este principio se desarrolló en el Derecho común de la siguiente forma:

El Derecho común desarrolló, para el caso de inseguridad en la prueba, la pena por sospecha y la “absolutio ab instantia” para impedir la innecesaria absolución. La lucha del iluminismo contra estas instituciones preparó el terreno para el reconocimiento del principio “in dubio pro reo”. A partir de la introducción del sistema de la libre ponderación de la prueba en el siglo XIX, dicho principio se convirtió en seguro derecho consuetudinario.

Así, podemos decir que la utilización de este principio nace de la introducción en los ordenamientos jurídicos del sistema de libre ponderación de la prueba.

Naturaleza jurídica

El principio in dubio pro reo posee una naturaleza jurídica accesoria, puesto que forma parte del principio de presunción de inocencia. Así, es un componente esencial de este y es al mismo tiempo su fuente de origen. Igualmente, podemos decir que es una norma de interpretación, de naturaleza procesal, que se basa en la valoración que el Juez le debe dar a la culpabilidad del imputado en los casos en los que el Ministerio Público no haya podido demostrar claramente que una persona determinada haya sido quien cometió un hecho punible.

 

De esta forma, es una norma no integrada a un precepto sustantivo, es decir, a una norma de carácter sustantivo. Su aplicación y uso es exclusivo del Juez al momento de sentenciar en un proceso penal. Es por esto que podemos decir que en algunos Estados no se encuentra establecido en normas sustantivas.

Jurisprudencia

A nivel jurisprudencial, muchas han sido las sentencias de interpretación del principio in dubio pro reo, su alcance y formas de garantizarlo. En México, la Corte Suprema de Justicia en Sala Plena estableció a través de jurisprudencia el modo en que se protege a través del principio In dubio pro reo en el ordenamiento jurídico mexicano. A través de amparo directo, en revisión número 1208/2004 del 29 de septiembre de 2.004, con ponente José Gudiño Pelayo, la Sala estableció lo siguiente:

(…) En este orden, si en un juicio penal el Estado no logra demostrar la responsabilidad criminal, el juzgador está obligado a dictar una sentencia en la que se ocupe de todas las cuestiones planteadas (artículo 17, segundo párrafo), y como ante la insuficiencia probatoria le está vedado postergar la resolución definitiva absolviendo de la instancia -esto es, suspendiendo el juicio hasta un mejor momento-, necesariamente tendrá que absolver al procesado, para que una vez precluidos los términos legales de impugnación o agotados los recursos procedentes, tal decisión adquiera la calidad de cosa juzgada (artículo 23).

Así, en los Estados Mexicanos se entiende a este principio como una garantía del debido proceso. Esto debido a que a través del mismo se garantiza que el Juez no pueda absolver la instancia por falta de pruebas.

 

Caso venezolano

En Venezuela, el Tribunal Supremo de Justicia en su Sala Penal en sentencia 502, número de expediente 10-115, de fecha 26 de noviembre de 2.010, con magistrada ponente Blanca Rosa Mármol de León estableció lo siguiente sobre la posibilidad de solicitar un amparo por la violación del In dubio pro reo:

(…)En efecto, es posible cuestionar mediante el Recurso de Casación, la inobservancia del principio “in dubio pro reo”, por parte de los tribunales de instancia, siendo este fundamental en la aplicación del Derecho y de obligatoria observancia para los tribunales penales en un Estado Democrático y Social de Derecho y de Justicia (…)

 

Es por esto que dada la contradicción existente en la estructura racional de la sentencia, no están claras para la Sala, las razones por las cuales el juez de juicio condenó a la acusada de autos, razón por la cual, considera necesario aplicar en el presente caso el principio “in dubio pro reo”, por la incertidumbre que se evidencia (…)

De esta forma, el Tribunal no solamente reafirma el concepto del principio in dubio pro reo al establecer que se debe aplicar por la incertidumbre ocasionada por la evidencia, sino que también establece la posibilidad de cuestionar una decisión a través de casación por inobservancia de este principio.

Conclusión

El principio In dubio pro reo, o en caso de duda, a favor del acusado, es uno de los principios más importantes del Derecho Penal. Así, otorga una protección mayor a la presunción de inocencia de los acusados o imputados. De esta forma, en los casos en que el Estado no haya podido probar eminentemente la culpabilidad de la persona, el Juez está en la obligación de sentenciar favorablemente al acusado o imputado. De no ser por este principio, la tutela judicial efectiva de los acusados no podría ser garantizada y aquellos inocentes podrían ser sancionados por hechos que no hayan cometido. Esperamos haber sido claros y que te haya gustado nuestra explicación.

 

¿Te gustó este artículo sobre el principio In Dubio Pro Reo? ¡Comenta abajo y comparte por tus redes sociales!

Artículos relacionados

7 Cosas que no sabías sobre la criminalidad femeni... La criminalidad femenina o delincuencia femenina es la conducta delictiva de la mujer, que a lo largo de la historia ha sido analizada y estudiada des...
¿Qué son los actos lascivos? Descúbrelo aquí En el Derecho Penal, existe un número de delitos que son de conocimiento general. De esta forma, algunos hechos punibles son más conocidos que otros. ...
Características del Derecho Anglosajón que debes c... El Derecho Anglosajón, también conocido como Common Law es el sistema jurídico derivado de la Inglaterra medieval. En la actualidad, son diversos los ...
Implicaciones jurídicas de la delación en el Proce... En otros artículos como el de Derecho Penal General, explicamos que el Derecho Penal se compone de la suma de todos los preceptos que regulan los pres...
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •