gratuidad de la justicia - diosa temis

¿Cuál es la diferencia entre gratuidad de la justicia y el beneficio de justicia gratuita?

Abogado egresado de la Universidad Católica Andrés Bello, mención Cumlaude, funcionario del Poder Judicial Venezolano con experiencia en Derecho Procesal Civil y coordinador academico en Handbook.

Con la llegada de la Constitución de 1.999 en su artículo 254, se estableció de forma expresa que el Poder Judicial no está facultado para establecer tasas, aranceles, ni exigir pago alguno por sus servicios, en aras de promover un mayor acceso del ciudadano al sistema de administración de justicia y consagrando la gratuidad de la justicia. Sin embargo, dicho principio constitucional debe ser diferenciado de la institución procesal del “beneficio de la justicia gratuita” consagrada en el aún Vigente Código de Procedimiento Civil del año 1.986, por lo que hemos querido realizar el presente artículo para su estudio. Esperamos sea de tu agrado.

Gratuidad de la Justicia

Nociones Generales y derecho comparado

La asistencia jurídica gratuita, justicia gratuita o gratuidad de la justicia, se refiere al servicio prestado por el Estado a través de los órganos jurisdiccionales o Poder Judicial a los ciudadanos, con el objetivo de satisfacer el derecho de este a una tutela judicial efectiva y a un debido proceso con las máximas garantías de igualdad e independencia y respetando siempre el Derecho a la defensa, en todo grado y estado del mencionado proceso, sin la necesidad de pagar tasas o aranceles por sus servicios. Sin embargo, hay que destacar que existe gran diferencia en el alcance de estos servicios dependiendo del país e incluso la región.

 

En efecto y como derecho comparado, en la Constitución de Chile en su artículo 19, numeral 3, se establece que:

…La ley arbitrará los medios para otorgar asesoramiento y defensa jurídica a quienes no puedan procurárselos por sí mismos…

Asimismo, la Constitución española de 1.978, establece en su artículo 119, que:

…La justicia será gratuita cuando así lo disponga la Ley, y en todo caso, respecto de quienes acrediten insuficiencia de recursos para litigar…

Es por ello que el alcance de este principio constitucional, será determinado en gran medida por la legislación del país que se trate e incluso, pudiera no estar consagrado expresamente, por la existencia de tasas y aranceles exigidos por el Poder Judicial de esa nación.

Fundamento constitucional en Venezuela

En el caso venezolano, como establecimos al inicio del presente artículo, la Constitución Nacional prohíbe expresamente al Poder Judicial establecer tasas y aranceles por sus servicios (Art. 254), por la existencia de salarios y remuneraciones a los funcionarios que integran este Poder Público, pagados en su totalidad por el Estado.

 

Asimismo, se puede afirmar que la gratuidad de la justicia, es un principio derivado del reconocimiento del derecho a la igualdad, a la tutela judicial efectiva y el de petición de todo ciudadano, sin que este subordinado a una tasa o remuneración exigida por el órgano jurisdiccional, procurando asegurar el acceso a los tribunales de todos los ciudadanos que requieran que el Estado desarrolle las actuaciones necesarias para el ejercicio de sus derechos e intereses.

 

Cabe agregar que este principio está establecido para todos los ciudadanos por el simple hecho de que la administración de justicia es un servicio público y una manifestación del Poder Público del Estado, siendo entonces este el que deba sufragar los gastos de un sistema que justifica su propia existencia en beneficio de la sociedad. 

El Beneficio de la Justicia gratuita como institución procesal

El beneficio de la justicia gratuita consagrado desde el artículo 175 al 182 del Código de Procedimiento Civil, es una institución procesal, dirigida a un conjunto de personas que se encuentren en los supuestos que establece expresamente la ley, para que les sea exonerado los gastos del proceso, estando obligado a reembolsarlos, si dentro de los siguientes tres (3) años a la terminación del mismo mejora su fortuna (Art. 181 del código eiusdem).

 

Asimismo, los Tribunales concederán el beneficio de la justicia gratuita, a quienes no tuvieren los medios suficientes, ya para litigar, ya para hacer valer de manera no contenciosa algún derecho.

 

Este beneficio es personal, solo se concederá para gestionar derechos propios, y gozarán de él, sin necesidad de previa declaratoria, las personas que perciban un ingreso que no exceda del triple del salario mínimo obligatorio fijado por el Ejecutivo Nacional, los institutos de beneficencia pública y cualesquiera otros a los que la ley lo conceda en los asuntos que les conciernan. La circunstancia de ser el solicitante propietario de la vivienda en que resida, no constituirá por sí mismo un impedimento para la concesión del beneficio conforme al artículo 178 del mencionado código.

 

Procedimiento

El beneficio de la justicia gratuita podrá ser solicitado por cualquiera de las partes en cualquier estado y grado de la causa, y la respectiva incidencia se sustanciará y decidirá en cuaderno separado. Si el beneficio se solicitare para obrar en juicio, deberá pedirse por escrito que se anexará a la demanda, del cual se pasará copia certificada al demandado.

 

En este caso, el demandado podrá contradecir la solicitud dentro del lapso del emplazamiento, o en el mismo día en que presente su contestación. En los demás casos, la solicitud deberá ser contradicha dentro de los cinco (05) días hábiles de despacho siguientes a su presentación, sin necesidad de citación (Art. 176 del Código de  Procedimiento Civil).

 

Contradicha o no la solicitud de justicia gratuita, se abrirá una articulación probatoria por ocho (08) días hábiles de despacho, sin término de distancia, a fin de que las partes hagan instruir las pruebas pertinentes. Vencida la articulación, el Tribunal decidirá el asunto dentro de los tres (03) días hábiles de despacho siguientes, y de la decisión no se oirá apelación conforme al artículo 177 del mencionado código.

 

Ahora bien, si en cualquier estado y grado de la causa se demuestra que el beneficiario de la justicia gratuita dispone de medios económicos suficientes, el Tribunal juzgando sumariamente mandará cesar los efectos del beneficio. De esta decisión no se oirá apelación en concordancia con el artículo 179 del código eiusdem. 

 

Alcance y Competencia

Conforme al artículo 180 del código suficientemente mencionado supra, los que por disposición legal o por declaración judicial tengan derecho a la justicia gratuita disfrutarán de los siguientes beneficios:

 

  1. Que se les nombre por el Tribunal defensor que sostenga sus derechos gratuitamente.
  2. Exención del pago de tasas u honorarios a los auxiliares de la justicia, tales como intérpretes, peritos, depositarios, asociados, prácticos y otros, los cuales estarán obligados a prestar gratuitamente sus servicios en el asunto cuando actúen a solicitud del beneficiario de la justicia gratuita.

 

Con relación a la exoneración de pagar tasas y aranceles a los funcionarios judiciales y todavía consagrada en el numeral 1 del mencionado artículo 180; al ser una prohibición legal en consonancia con el artículo 254 de la Constitución para el funcionario judicial, dicho beneficio está consagrado por el simple hecho de acudir al órgano jurisdiccional a hacer valer una pretensión.

 

Ahora bien, con relación a la competencia para otorgar el beneficio de la justicia gratuita: será competente para concederlo, el Tribunal que lo sea para conocer de la causa a que se refiere su declaratoria, conforme al artículo 182 del código eiusdem. 

Diferencias entre la gratuidad de la justicia y el beneficio de la justicia gratuita

Para entender las diferencias entre estas instituciones jurídicas, se hace indispensable traer a colación la sentencia de fecha 15/07/2003, Exp. 01-0861, dictada por la Sala Constitucional del Tribunal Supremo de Justicia, Magistrado Ponente: Jesús Eduardo Cabrera Romero, que estableció entre otras cosas lo siguiente:

…Siendo así, y estando claro que la gratuidad de la justicia a la que hace referencia el artículo 26 de la Constitución, se refiere únicamente a la gratuidad del proceso, donde el órgano administrador de justicia, cumple con su función como servidor público, al proporcionarle al administrado su derecho de acceso a la justicia preservando su derecho a la igualdad y a la tutela judicial efectiva  establecidos en la Constitución, el justiciable tiene libre acceso a la justicia, poniendo el Estado a su disposición juzgados compuestos por jueces y funcionarios o auxiliares de justicia necesarios para el desenvolvimiento del proceso, los cuales son sufragados en su totalidad por partidas presupuestarias que dispone el Estado para el Poder Judicial.

 

Garantía esta que es distinta al beneficio de justicia gratuita, el cual se encuentra referido no solo al deber que posee el Estado de cubrir los gastos del sistema de justicia, sino que lleva inmerso la exención a quien se le conceda tal beneficio, de disfrutar de otros conceptos como son, que se le nombre un defensor que sostenga sus derechos gratuitamente, exención del pago de tasas u honorarios a los auxiliares de justicia, tales como intérpretes, peritos, depositarios, asociados, prácticos y otros, los cuales estarán obligados a prestar gratuitamente sus servicios en el asunto cuando actúen a solicitud del beneficio de la justicia gratuita (artículo 180 del Código de Procedimiento Civil).

 

La diferencia entre una institución y otra, que en el beneficio de justicia gratuita a diferencia de la justicia gratuita que proporciona el Estado, el beneficiado queda obligado a reembolsar los gastos por expensas judiciales que incluye todos los conceptos por litis expensas y honorarios profesionales, si dentro de los siguientes tres (3) años a la terminación del proceso el beneficiado mejora su fortuna…

De la sentencia parcialmente transcrita podemos destacar tres (03) diferencias fundamentales entre ambas instituciones a saber:

  1. La gratuidad de la justicia es un principio constitucional consagrado a todo ciudadano por el simple hecho de acudir a los órganos jurisdiccionales y cuya actuación está sufragada en su totalidad por el Estado mientras que el beneficio de la justicia gratuita es una institución procesal, dirigida a un conjunto de personas ubicadas en los supuestos que exige la ley para obtener determinadas exoneraciones durante el proceso judicial.
  2. La gratuidad de la justicia no origina consecuencias posteriores, una vez termina el juicio seguido ante el órgano judicial mientras que con el beneficio de la justicia gratuita, el beneficiado queda obligado a reembolsar los gastos por expensas judiciales, si dentro de los siguientes tres (3) años a la terminación del proceso mejora su fortuna.
  3. La gratuidad de la justicia es una obligación legal para todos los órganos jurisdiccionales y que incluye la prohibición de exigir tasas o aranceles por sus servicios, mientras que el beneficio de la justicia gratuita, es un derecho que puede ser o no utilizado en un proceso judicial, cuando la parte se encuentre inmersa en los supuestos establecidos en la ley.

Conclusión

De todo lo anterior podemos concluir que la gratuidad de la justicia, se refiere al servicio prestado por el Estado a través de los órganos jurisdiccionales o Poder Judicial a los ciudadanos, con el objetivo de satisfacer el derecho de este a una tutela judicial efectiva y a un debido proceso sin la necesidad de pagar tasas o aranceles por sus servicios; mientras que el beneficio de la justicia gratuita es una institución procesal, dirigida a un conjunto de personas que se encuentren en los supuestos que establece expresamente la ley, para que les sean exonerados los gastos del proceso y con obligación de reembolso en los términos ya establecidos. Esperamos te haya gustado nuestra explicación, hasta una próxima oportunidad.

 

¿Te gustó este artículo sobre la gratuidad de la justicia y el beneficio de la justicia gratuita? ¡Comparte por tus redes y comenta abajo!

Artículos relacionados

¿Conoces la diferencia entre cosa juzgada formal y... En el derecho moderno, la cosa juzgada, ha sido concebida como una institución jurídica que tiene por objeto garantizar el estado de derecho y la paz ...
7 consejos para quienes inician la carrera de dere... La carrera de derecho es una de las carreras de mayor curso a nivel mundial, muchas personas alrededor del mundo la eligen para iniciar sus estudios u...
¿Crees saber mucho de Derecho Constitucional? Pon ... El Derecho Constitucional, lato sensu,  es la rama del Derecho Público que tiene por objeto el estudio de las normas fundamentales que rigen el Estado...
¿Crees conocer de Derecho Colectivo del Trabajo? P... El Derecho Laboral es una de las ramas del Derecho más nuevas y que ha tenido un mayor desarrollo a lo largo de su historia. Una de las razones por la...