¿Entiendes las class action en el Derecho Anglosajón?

Abogada egresada de la Universidad Católica Andrés Bello. Monitora por el Edo. Bolívar de Amnistía Internacional. Diplomado en Transporte y Comercio Marítimo. Editora en Handbook

En el Derecho Anglosajón, las class action son una de las figuras más conocidas. De esta forma, cuando se realiza una de estas, conocidas en español como demandas colectivas, la sociedad voltea a ver. Esta situación es de esta forma debido a que la autorización para realizar este tipo de demandas es muy regulada en la actualidad. Así, solo los casos que cumplan con las normativas federales podrán considerarse como tal. En el presente artículo explicaremos un poco esta institución y sus requisitos legales. Esperamos sea de ayuda.

 

¿Entiendes las class action en el Derecho Anglosajón?

Concepto

Para poder comprender a esta institución, es necesario primeramente entender su concepto. Por class action entendemos a aquel proceder en el cual uno o varios abogados introducen una demanda en representación de un grupo. Normalmente consiste en grupos de empleados, consumidores, inversionistas o pacientes que sufrieron de iguales o parecidas situaciones con el demandado.

 

Estas class actions pueden ser designadas por el Juez si entran en los criterios establecidos por la ley. Sin embargo, lo más común es que sean realizadas con anterioridad al proceso judicial. De esta forma, antes de introducir una demanda, las partes se ponen de acuerdo para realizar una demanda conjunta.

 

Tipos

Como toda institución del Derecho, las class action tienen una clasificación o tipología, dependiendo del tipo de demanda que trate. Así, pueden ser de demandas de seguridad, demandas del consumidor, prácticas comerciales fraudulentas, procedimientos por violación a derechos civiles y reclamos laborales.

 

En los casos de demandas por derechos civiles, la solicitud nunca es sobre el pago por daños y perjuicios, sino una solución legal a las violaciones vividas. Así, normalmente estas class action, de fallar a favor de los demandantes, termina con la derogación, eliminación o cambio de normas jurídicas o políticas públicas que sean contrarias a los derechos humanos. Un ejemplo de class action por derechos civiles es el caso de Brown v. Board of Education de 1.954, donde se eliminó la segregación legal en los colegios, por parte de la Corte Suprema de Estados Unidos.

 

Las demandas del consumidor tienden a tratar con el defecto de un producto en específico, cuyo uso por parte de los demandantes haya ocasionado un daño. Un ejemplo conocido de este tipo de class action es la demanda a Toyota por el caso de frenos mal manufacturados. En este caso, los demandantes llegaron a un acuerdo pre-judicial por $1 billón de dólares.

 

De igual forma, los casos de prácticas comerciales fraudulentas son aquellos casos en los que las demandas son ocasionadas por prácticas en los servicios que tienden a ser fraudulentos. Por último, los reclamos laborales son aquellos casos en los que algún accidente, reclamo por mal pago u otro es realizado por varios trabajadores.

 

Requisitos para poder realizarse

Las class action están reguladas por la Norma 23. Esta norma se encuentra dentro de las Normas Federales para Procedimientos Civiles en Estados Unidos. Es a través de la misma que se establecen los 4 requisitos que debe cumplir un grupo de demandantes para poder introducir una class action. De acuerdo a estas normas, los cuatro requisitos deben ser cumplidos para considerar posible una demanda colectiva.

 

Para obtener la certificación de class action, se debe tener numerosidad, ya que de existir un número bajo de demandantes, es poco práctico para el Juez mantener una class action. Igualmente, debe existir comunalidad, es decir, deben existir preguntas de derecho o de hechos comunes a los demandantes. Por otro lado, debe existir tipicalidad, por lo que los reclamos de los representantes de cada demandante deben ser típicos entre todos. Por último, debe ser adecuado, por lo que los representantes protegerán adecuada y justamente a todos los demandantes.

 

Posterior a esto, el Juez debe conocer que al menos uno de los siguientes requisitos se cumplan. La primera de ellas es que, al admitir varias demandas y no una, se toma el riesgo de poseer adjudicaciones inconsistentes que establezca jurisprudencia incompatible. La segunda es que los acusados actúen o se rehúsen a actuar por motivos generalmente aplicables a las class actions. Por último, que existan preguntas de hecho o derecho que predomina sobre cualquier pregunta individual y que sólo se puedan responder a través de una class action.

 

De acuerdo a la Corte Suprema de los Estados Unidos a través de la sentencia Wal-Mart Stores v. Dukes, los solicitantes deben probar la existencia de los requisitos. Así, los tribunales deben analizar las solicitudes de los demandantes antes de aceptar la certificación de una class action.

 

Notificación

Esta es una de las características principales de una class action. Luego de ser aceptada la certificación, el Tribunal debe notificar a todos los terceros interesados de la existencia de la misma.  Así, si se está demandando a una empresa, se les notifica a todos los clientes de dicha empresa. En la mayoría de los casos, la notificación incluirá información sobre el derecho a optar por no formar parte de la misma. Este derecho es conocido como la opt out option (opción de no optar). Es otorgado normalmente en casos de que el objeto de la class action pueda conllevar un daño monetario a la persona.

 

Esta opción sin embargo no es una necesidad. Así, en ciertas ocasiones no puede darse como derecho del tercero. Estos son los casos en los que la persona esté realizando una demanda individual que entre en los requisitos de una class action y cuando el objetivo de la misma sea el forzar al acusado de realizar u omitir cierta acción. En los casos en los que la class action busque tanto una remuneración de carácter pecuniario como la realización u omisión de una acción, la opción depende de lo que las leyes estadales determinen.

 

Conclusión

Las class actions, demandas colectivas en español, son demandas especiales en el Derecho Anglosajón. Tanto es así, que estas se ven reguladas casi en su totalidad por leyes federales. A través de estas, un número de personas puede defender sus derechos colectivamente, en los casos en que estos cumplan los requisitos de Ley. Así, se mantiene la celeridad procesal y se previene tener jurisprudencias contradictorias.

 

¿Te gustó este artículo sobre las class actions? ¡Comenta abajo, y si te gustó, comparte en tus redes!

Artículos relacionados

5 demandas frívolas que te sorprenderán Las demandas frívolas, de acuerdo al Derecho Anglosajón, es la práctica de seguir una demanda que tiene poco mérito legal y poca o ninguna oportunidad...
5 cosas que no sabías del Contract Law – Der... Contract Law es la rama del Derecho Anglosajón que se encarga de la regulación de la formulación de los contratos. Siendo que los contratos son alguno...
¿Conoces el Criminal Law? – Lecciones de Der... El Derecho Anglosajón es uno de los tipos de Derecho que mayores avances han tenido en la actualidad. Aun cuando se consideren distintos por su fuente...
Propiedad Intelectual (IP Law) | Derecho Anglosajó... A lo largo de la historia, la protección de los derechos creativos y no tangibles de la persona en el Derecho Mercantil y el comercio tanto interno co...