principio de publicidad - derecho

¿Qué es el principio de publicidad en el Proceso Civil?

Abogado egresado de la Universidad Católica Andrés Bello y CEO en Handbook.

El principio de publicidad en derecho procesal significa la  posibilidad de que los actos procesales sean presenciados o conocidos incluso por quienes no participan en el proceso como partes, funcionarios o auxiliares.

 

En ese orden ha sido adoptado por la mayor parte de las leyes procesales civiles modernas y reconoce su fundamento en la conveniencia de acordar a la opinión pública un medio de fiscalizar la conducta de jueces, litigantes y demás funcionarios que intervienen en las causas; salvo que por decencia pública o alguna otra causal expresada por la Ley deban hacerse a puerta cerrada. En este artículo trataremos de explicar con más detalle este principio. Esperamos sea de tu agrado.

Principio de publicidad

Definición teórica

Conforme explica Rivera (2.009):

…la publicidad en el sentido procesal es hacer público (acceso y lugar) los actos del proceso. La publicidad en el proceso otorga la posi­bilidad a las partes y terceros a que puedan tener acceso al desarrollo del litigio, logrando con su presencia una suerte de control hacia la responsabilidad profesional de jueces. En esta acepción la publicidad del proceso puede existir o bien respecto de las partes o en relación con terceros…

Conforme a lo anterior podemos establecer que todo proceso debe ser público, salvo en los casos que la ley establezca lo contrario.  Dicha publicidad significa que a todos, no solo las partes, sino también terceros que pudieran tener interés en la causa, se les permita tener acceso al expediente aperturado por el órgano judicial y sea garantizado en todo momento la información requerida sobre el mismo una vez realizada determinada petición o solicitud (Artículos 51 y 58 de la Constitución Nacional); siendo la excepción proceder a puertas cerradas cuando así lo determine el Tribunal, por motivo de decencia pública, según la naturaleza de la causa por auto motivado.

Fundamento legal

Este principio se encuentra regulado en el artículo 24 del Código de Procedimiento Civil que establece lo siguiente:

Los actos del proceso serán públicos, pero se procederá a puertas cerradas cuando así lo determine el Tribunal, por motivo de decencia pública, según la naturaleza de la causa. En tal caso, ni las partes ni los terceros podrán publicar los actos que se hayan verificado, ni dar cuenta o relación de ellos al público, bajo multa de un mil a cinco mil bolívares, o arresto hasta por ocho días, penas que impondrá el Juez por cada falta. El estudio de expedientes y solicitudes, la conferencia que tengan los jueces para sentenciar y la redacción del fallo, se harán en privado, sin perjuicio de la publicación de las sentencias que se dictaren…

La norma supra transcrita es clara al establecer que los actos del proceso siempre serán públicos y solamente se procederá a puertas cerradas cuando así lo determine el juzgado por motivos de decencia pública, según la naturaleza de la causa y cuando la ley así lo permita. Cabe agregar que los actos procesales una vez verificados, no pueden ser publicados por las partes ni los terceros (por cuanto la ley no los faculta para ello) y el estudio de los expedientes y las peticiones que  hagan las partes, serán estudiadas por los jueces de forma privada, sin perjuicio de la publicación de las sentencias que pudieran dictar. 

 

Asimismo el artículo 49, numeral 1 de la Constitución Nacional, establece que toda persona tiene derecho a ser notificada de los cargos por los cuales se le investiga, de acceder a las pruebas y de disponer del tiempo y de los medios adecuados para ejercer su defensa. Dicha disposición recoge el principio de publicidad, ya que los actos a través de los cuales se desenvuelve la relación procesal, deben necesariamente ser visibles para todos los sujetos de ella, en aras de garantizar el derecho a la defensa en todo momento.

Jurisprudencia sobre el principio

Para entender más este principio procesal, debe traerse a colación la sentencia de fecha 30/09/2010, emanada del Juzgado Tercero de Primera Instancia en lo Civil y Mercantil de la Circunscripción Judicial del Estado Zulia, Exp. 39.632, a cargo de la Jueza: Helen Nava de Urdaneta, la cual estableció entre otras cosas sobre dicho expediente lo siguiente:

…En este sentido, siendo que en el presente litigio se han presentado circunstancias que traen como consecuencia que debe tratarse con suma cautela su sustanciación, es por lo que, a los fines de salvaguardar los intereses de las partes intervinientes así como asegurar el correcto desenvolvimiento del proceso, considera oportuno esta Juzgadora PONER EN RESGUARDO la presente causa en el archivo interno del Tribunal, la cual conservará la misma nomenclatura y continuará siendo pública de conformidad con el principio de publicidad de los actos, que implica la posibilidad de que los actos procesales sean conocidos por todos, incluso por quienes no participan en el proceso, haciendo la salvedad que para su revisión o para la consignación de algún instrumento deberá notificársele a la Secretaría del Despacho, para que posteriormente sea trasladado el expediente a un área específica del Tribunal destinada a ello, donde podrá tenerse acceso al mismo. ASI SE DECIDE…

De lo anterior es evidente, que dependiendo de la naturaleza del asunto debatido y actuando siempre el juez como director, puedan establecerse algunas restricciones o limitaciones a la hora de tener acceso a los expedientes del Tribunal; ya que puede ocurrir que alguna de las partes actúe con deslealtad hacia el órgano jurisdiccional o trate de cometer irregularidades que tienen que ser atacadas no solo por el sentenciador, sino por la otra parte al poner en conocimiento del Juez cualquier situación que vulnere el debido proceso y que pueda obstaculizar la obtención de la verdad en la causa.

 

Sin embargo, insistimos que el principio de publicidad implica la posibilidad de que los actos procesales sean conocidos por todos, incluso por quienes no participan en el proceso, con las debidas garantías y limitaciones que pudiera establecer el Tribunal conforme a la ley, como ocurrió en el expediente de la sentencia supra transcrita.

Conclusión

De todo lo anterior podemos concluir que el principio de publicidad consiste en que a todos, no solo las partes, sino también terceros que pudieran tener interés en la causa, se les permita tener acceso al expediente aperturado por el órgano judicial (ya que los actos del proceso son públicos) y esto sea garantizado en todo momento, como norte por el Tribunal; y solamente se procederá a puertas cerradas cuando así lo determine el juzgado por motivos de decencia pública, según la naturaleza de la causa y cuando la ley así lo permita.  Esperamos haber sido claros y que te haya gustado nuestra explicación, nos vemos en una próxima oportunidad.

 

¿Te gustó este artículo sobre el principio de publicidad? Si es así compártelo en tus redes sociales y si tienes algo que agregar coméntalo y dinos lo que piensas.

Artículos relacionados

¿Sabes qué significa Dura Lex Sed Lex y su origen?... Dura Lex Sed Lex, es una máxima jurídica que expresa la necesidad y la obligación de respetar y aplicar la ley en todos los casos, incluso cuando esta...
¿Qué es un despacho saneador? Aquí te lo contamos... En un proceso judicial puede ocurrir, que una vez interpuesta la demanda; el juzgador observa que la misma posee vicios que pueden ser corregidos o su...
5 frases de Ulpiano que no debemos olvidar Ulpiano fue un afamado jurista Romano de origen fenicio, recordado por su trabajo compilador de los ideales jurídicos de la época y sus aportes al Der...
¿Entiendes el Derecho Penal General? El Derecho Penal es una de las ramas de la ciencia jurídica de las que más conocimiento tiene la sociedad. Siendo una rama que aplica sanciones aquell...