El dolo como vicio del consentimiento en el Derecho Civil

Abogado egresado de la Universidad Católica Andrés Bello, mención Cumlaude, funcionario del Poder Judicial Venezolano con experiencia en Derecho Procesal Civil y coordinador academico en Handbook.

En el artículo de vicios del consentimiento, explicamos de forma genérica que entre dichos vicios teníamos al dolo. Definido por la doctrina como el error provocado por las maquinaciones o actuaciones intencionales de una de las partes o de un tercero a fin de lograr que la otra parte se decida a contratar. Ahora bien y debido a su relevancia jurídica en el mundo contractual, hemos querido analizarlo de forma más profunda y detallada para su comprensión en el presente artículo. Esperamos les sea de su agrado.

El dolo como vicio del consentimiento en el Derecho Civil

Concepto

Siguiendo la doctrina del ilustre autor Eloy Maduro Luyando en su libro “Curso de Obligaciones- Tomo II”  lo define como:

…maquinaciones o actuaciones destinadas a producir un error en el otro contratante; es un error provocado que se diferencia del error propiamente dicho, por ser una conducta intencional en perjuicio de la otra parte…

Otros autores como Von Tuhr, definen a esta figura como la conducta que intencionalmente provoca, refuerza o deja subsistir una idea errónea en otra persona, con la conciencia de que ese error tendrá valor determinante en la emisión de su declaración de voluntad. En efecto, es una conducta positiva o negativa que origina una idea errónea en el otro contratante, generalmente en su perjuicio, que provoca una consecuencia jurídica determinada.

Estructura

La doctrina es acorde en exigir como elemento esencial del dolo, la intención de engañar o mejor conocida como animus decipiendi .  Esto quiere decir la intención de provocar un error en la otra parte contratante capaz de inducirla a celebrar el acuerdo, convenio o pacto determinado.  La falta de intención de engañar excluye esta figura aún cuando la otra parte hubiese incurrido en un error que haya originado una falsa apreciación de la realidad en su co-contratante. En estos casos existiría un error capaz de producir la anulabilidad del contrato, pero no habrá dolo.

 

Cabe entender que este no supone el animus nocendi  (intención de dañar), ni tampoco la intención de procurarse para sí mismo o para un tercero un beneficio o provecho. Puede ocurrir incluso que el agente hubiese sido guiado por el objetivo de procurar a la víctima un beneficio o ventaja, induciéndola a celebrar un contrato particularmente ventajoso. En todo caso, el dolo produce la anulabilidad del contrato, conforme al artículo 1.154 del Código Civil venezolano, ya que atenta contra el principio de la autonomía de la voluntad de las partes.

 

Naturaleza jurídica

En cuanto a su naturaleza jurídica, posee un doble carácter: 1° Ser un vicio del consentimiento y 2° Ser un hecho ilícito capaz de producir responsabilidad civil. Por lo que respecta al primero de los caracteres, el dolo como se explicó supra, produce la anulabilidad del contrato por atentar contra la voluntad de uno de los contratantes. Como hecho ilícito, por otro lado, da lugar a la responsabilidad civil del agente del dolo, debiendo indemnizar los daños y perjuicios que hubiera ocasionado.

Clases

Según su naturaleza se distingue el llamado dolo bueno (dolus bonus)  y el dolo malo (dolus malus) . Según sus efectos, se divide en causante e incidental. A continuación explicaremos cada una de estas clasificaciones.

 

El dolo bueno está constituido por aquellos actos de astucia o de engaño tolerados en el comercio y destinados a inducir a una persona a contratar. El ejemplo típico, es la propaganda o las alabanzas que un comerciante hace generalmente de su mercancía en comparación con la de otros comerciantes. Sin embargo, este no es suficiente para anular el contrato. El dolo malo, es aquel constituido por artificios y engaños capaces de impresionar a un hombre prudente; un ejemplo de ello sería el caso en que un vendedor entrega a su comprador un certificado falso acerca de la autoría de un cuadro. Este por su connotación jurídica, si produce la anulabilidad del contrato.

 

El causante es aquel determinante para la voluntad de contratar; es decir de haberse conocido el error, el otro contratante no hubiese celebrado el contrato. El incidental, es aquel que no es causa eficiente de la voluntad de contratar, pues recae sobre aspectos secundarios del contrato; de modo que aún no habiéndose puesto en práctica, el otro contratante de igual forma hubiera celebrado el contrato.

Requisitos

Entre los principales requisitos del dolo tenemos:

  1. Debe ser intencional: pueden ser conductas positivas o negativas (guardar silencio) del agente de la figura.
  2. Tiene que ser causante: ya que como vimos supra, el incidental no es causa eficiente de la voluntad de contratar.
  3. Debe emanar de la otra parte o de un tercero con su conocimiento: ya que si este emana de un tercero sin el conocimiento de la otra parte, la víctima del mismo no podrá pedir la nulidad del contrato.

 

Cabe agregar que si esta figura emana de ambas partes (cada una engaña a la otra), la doctrina opina que la acción de nulidad tampoco procede, en virtud del principio de la compensación de culpas.

Conclusión

De todo lo anterior podemos concluir que el dolo como vicio del consentimiento, es la conducta que intencionalmente provoca, refuerza o deja subsistir una idea errónea en otra persona, con la conciencia de que ese error tendrá valor determinante en la emisión de su declaración de voluntad y que su descubrimiento origina la anulabilidad del contrato celebrado.  Esperamos haber sido claros, hasta una próxima oportunidad.

 

¿Te gustó este artículo sobre  el dolo como vicio del consentimiento? Si es así compártelo en tus redes sociales y si tienes algo que agregar coméntalo y dinos lo que piensas.

Artículos relacionados

¿Qué son el daño y la culpa en el Derecho Civil?... El daño y la culpa están dentro de los elementos de la responsabilidad civil, junto con la relación de causalidad. Ambos, se derivan del incumplimient...
¿Sabes qué es el principio de autonomía de la volu... En otros artículos como el de Derecho Civil, nociones generales, explicamos que esta es una rama de la ciencia jurídica encargada principalmente de re...
3 Frases de Jean Jacques Rousseau que deberías apr... En otros artículos como en el de ¿Quién fue Rousseau y qué es el contrato social?, explicamos con detalle la vida y obra de este gran jurista. Roussea...
Conoce las circunstancias eximentes de la Responsa... En otros artículos como en de la Responsabilidad Civil y el Caso Fortuito, explicamos que la Responsabilidad Civil ocurre cuando existe una ilicitud e...
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •