hans kelsen derecho subjetivo - ley -legal

La Visión del Derecho Subjetivo para Hans Kelsen

Abogado egresado de la Universidad Católica Andrés Bello, mención Cumlaude, funcionario del Poder Judicial Venezolano con experiencia en Derecho Procesal Civil y coordinador academico en Handbook.

En otros artículos explicamos sobre Hans Kelsen, autor del libro La Teoría Pura del Derecho, que su pensamiento doctrinario ha impactado tanto a los juristas actuales como a los ordenamientos jurídicos a nivel mundial, por su visión acertada de determinadas figuras jurídicas en el Derecho.  De manera que, hemos traído el presente artículo sobre la posición doctrinaria del “Derecho Subjetivo para Hans Kelsen”, que nos servirá para comprender con mayor precisión este concepto legal. Esperamos te sea útil.

Derecho Subjetivo para Hans Kelsen

Nociones Generales

En primer término, tal y como lo señala Lorenzo Fernández Gómez en su Libro Filosofía del Derecho-Ediciones UCAB, muchas teorías coinciden en afirmar que el derecho subjetivo consiste en la esfera de acción que a una persona proporciona la existencia de ciertos deberes jurídicos de las demás. Tal situación significa, que es únicamente el reverso material del deber jurídico, o en otras palabras “la correlación de ese deber jurídico”. 

 

Ahora bien, Hans Kelsen, consideraba un concepto de derecho subjetivo basado en la posibilidad de poner en movimiento la sanción. Es una noción mas estricta y técnica. Un deber jurídico de otra persona puede solo dar lugar a un derecho subjetivo determinado, en cuanto que el primero es colocado a mi disposición por la norma jurídica.

 

Lo anterior arguye que lo que se llama pretensión o derecho subjetivo, es el mismo precepto jurídico en relación con aquella persona a cuya disposición se confía que se realice o no el acto coactivo sancionador, establecido en el mismo precepto. De manera que dicho derecho, se vuelve una facultad inherente a la persona, que en caso de vulneración merece la sanción al agente agresor. 

El Derecho Subjetivo y el Deber

En este sentido, podemos observar una clara diferenciación entre derecho subjetivo y deber jurídico. El primero corresponde siempre a una facultad (una acción sea activa u omisiva) otorgada por el derecho de forma legítima  para que, dentro de su ámbito de libertad, actúe de la manera que estima más conveniente. Ello con el fin de satisfacer sus necesidades e intereses junto a una correspondiente protección o tutela en su defensa, aunque siempre delimitado por el interés general de la sociedad.

 

Dicha protección o defensa, hace nacer el deber jurídico frente a los demás para que en caso de que exista una violación al mismo, se active el poder estatal de sanción a la voluntad contraria al ordenamiento jurídico.

 

Complementos de la norma jurídica

Igualmente, este autor consideraba que el deber se convierte entonces en una consecuencia necesaria de la norma jurídica: el derecho subjetivo solo es una forma posible de la misma. Es por ello que a su juicio, tanto derecho subjetivo como deber jurídico, se complementen mutuamente, para la satisfacción plena de las necesidades de la sociedad.

Relación con la validez de la norma

Tal y como lo afirma el autor, Lorenzo Fernández Gómez, una misma norma jurídica puede ser válida o no según el criterio de validez adoptado por el jurista. Ello se debe, continúa, a que la validez no es un elemento constitutivo de la norma, no es una de sus propiedades, sino una relación entre la norma y el criterio elegido: cuando la norma se ajusta a ese criterio se le considera válida.

 

Sin embargo, llevado tal explicación a la concepción jurídica de Derecho Subjetivo, el punto clave para que nazca la relación jurídica derecho-deber, a su juicio solo basta que encuadre el supuesto de hecho previsto en la legislación, con lo ocurrido en el exterior, sin necesidad de analizar la validez. Esto por cuanto la norma, al haberse creado en base a los procesos de formación previstos en el ordenamiento jurídico, deberá ser acatada de forma obligatoria e inmediata. 

 

Tal situación se justifica en su visión del derecho positivo puro y en su forma de aplicación directa de la Ley.

Conclusión

En virtud de todo lo anterior, podemos afirmar que para Hans Kelsen, el Derecho Subjetivo no es más que la facultad otorgada por el derecho de forma legítima a una persona, para que dentro de su ámbito de libertad actúe de la manera que estime más conveniente a fin de satisfacer sus necesidades e intereses junto a una correspondiente protección o tutela en su defensa, que constituye el deber jurídico de los demás para el respeto de dicho derecho. Dicho criterio es todavía utilizado en la actualidad en el Derecho Moderno, desde el punto de vista del Derecho Positivo y esperamos que lo compares con otros autores para que lo analices con mayor profundidad.

 

¿Te gustó este artículo sobre la Visión del Derecho Subjetivo para Hans Kelsen? Si es así compártelo en tus redes sociales y si tienes algo que agregar coméntalo y dinos lo que piensas.

Artículos relacionados

¿Crees saber mucho de derecho? Pon a prueba tus co... El Derecho es, a grandes rasgos, un orden racional de normas de conducta dedicado a regir la vida en sociedad. Es la ciencia que permite que convivamo...
¿Sabes qué es el silencio administrativo? Descúbre... El silencio administrativo es una garantía que otorga la ley principalmente como un beneficio para los administrados. Estrictamente el silencio admini...
¿Quién fue Rousseau y qué es “el contrato so... Jean-Jeacques Rousseau fue un filósofo suizo, que junto con Voltaire y Montesquieu, es considerado como una de las más reconocidas figuras de la Ilust...
¿Qué es el contrato de obras? Descúbrelo aquí En el mundo del Derecho Civil, existen muchos acuerdos y convenios que por su naturaleza jurídica, tienen una regulación expresa en la ley sustantiva ...
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Comenta sobre este artículo