fuentes del derecho - mazo

¿Cuáles son las fuentes del Derecho? Averígualo aquí

Abogada egresada de la Universidad Católica Andrés Bello. Monitora por el Edo. Bolívar de Amnistía Internacional. Diplomado en Transporte y Comercio Marítimo. Editora en Handbook

Entre una de las principales características de la ciencia jurídica, podemos decir que esta proviene de determinados fenómenos, órganos o actos que la constituyen, a los cuales se les llama fuentes del Derecho. En efecto, el Derecho debe provenir de determinados actos o actividades que le den su naturaleza. A los fines del entendimiento de la normativa de cada Estado, su estudio es necesario para cada estudiante de Derecho, o cualquiera que desee tener mayor comprensión sobre esta ciencia. Esperamos que este artículo les sea de ayuda a tales fines.

Fuentes del Derecho

Se ha denominado como fuente del derecho a todo lo que contribuye o ha contribuido a crear o generar el conjunto de reglas jurídicas aplicables dentro de un Estado en un momento dado. De allí que podamos afirmar que entre las principales fuentes tenemos:

La Ley

Una de las fundamentales fuentes del Derecho, puesto que en ella se basa el ordenamiento jurídico de un país, o al menos así lo es en los países cuyos sistemas jurídicos descienden del Derecho Romano. En sentido amplio, la Ley es toda norma jurídica de origen estatal, de forma escrita y solemne. En sentido restringido, se entiende como el mandato de carácter general que emana de un órgano del Estado (Poder Legislativo) a través del proceso establecido en la Constitución.

 

Caracteres de la Ley

De acuerdo al doctrinario Luis María Olaso S. J., podemos dividir los caracteres de la Ley como fuente del Derecho en dos ámbitos: el ámbito externo y el interno. Externamente, la Ley es general y abstracta, por lo que no se dicta para casos particulares sino que su aplicación es para cada caso que entre dentro de los supuestos de hecho que establece.

 

Igualmente, se considera permanente, puesto que las leyes solo pueden extinguirse o cambiarse a través de los procedimientos establecidos en la Constitución y en la propia Ley. Por último, posee legitimidad formal, ya que ha sido emanada de los órganos competentes para producir normas jurídicas de carácter general.

 

Ahora bien, el carácter interno de la Ley, típico en doctrinas iusnaturalistas, trata sobre las condiciones esenciales para que la Ley cumpla sus funciones rectoras y humanas, regidas por la moral. Así pues, debe ser honesta, por lo que no puede ser contraria a principios superiores o a leyes de mayor jerarquía.

 

Otro carácter interno es que debe ser justa y dirigida al bien común; debe ser posible, por lo que no debe exigir actos heroicos; debe ser adecuada a la costumbre de la sociedad que va a regir; tiene que ser clara y provechosa; y por último, debe ser obligatoria, imponiendo un deber para obtener el bien común.

 

¿Quieres recibir cursos de Derecho en línea? ¡Haz clic aquí y conoce nuestras ofertas!

La Costumbre

Podemos decir que la costumbre como fuente del derecho son aquellos usos o prácticas populares que posee una sociedad y que adquieren un valor o categoría jurídica. Esta definición se refiere a los hábitos adquiridos por el hombre hasta tal punto de realizar actos de forma mecánica.

 

Elementos de la Costumbre

Podemos decir que la costumbre posee dos tipos de elementos, la externa y la interna. El elemento externo consiste, de acuerdo al doctrinario Luis María Olaso S.J. en:

…el hecho extrínseco de reiterar una misma manera de actuar en el seno de una colectividad frente a un determinado estímulo de la vida social…

Este elemento debe ser de carácter general, es decir, extenso, realizado por muchas personas. Constante en la sociedad, por lo que no puede ser un solo acto. Uniforme, es decir, que no sea interrumpido por prácticas contrarias, y notorio. Por elemento interno podemos entender a la convicción vigente de la sociedad de que esta práctica repetida de forma constante es jurídicamente obligatoria y como consecuencia de ello se considere que su cumplimiento puede ser coactivamente reclamado.

La Jurisprudencia

La jurisprudencia consiste en el Derecho que deriva del conjunto de decisiones provenientes de los tribunales de un Estado sobre una materia determinada. Estas son emitidas con ocasión de los juicios dispuestos a su resolución, las cuales se imponen en la sociedad por poseer un carácter persuasivo y por la autoridad del órgano del cual emanan.

 

Una jurisprudencia para considerarse como tal y ser fuente del derecho no puede ser una sentencia individual de cualquier tribunal. Esta debe emanar de un conjunto de criterios unificados por los tribunales mediante sentencias, dándole peso a las mayores instancias judiciales.

 

Funciones de la Jurisprudencia

Como toda fuente del derecho, la jurisprudencia posee ciertas funciones que la hacen necesaria para el entendimiento y funcionalidad del Derecho. Entre ellas tenemos su función interpretativa, de adaptación, creadora, de integración y de promoción de la uniformidad.

 

Dentro de su función interpretativa, podemos especificar dos tipos de interpretación, la declarativa, que se limita a la aplicación de la Ley, y la rectificadora que amplía, reduce o transforma el sentido de la norma.

 

En su función creadora y de integración, la jurisprudencia subsana los vacíos que el legislador pudo dejar dentro del ordenamiento jurídico. Su función de adaptación existe para que de esta forma se adapte la Ley a las nuevas condiciones sociales, sin requerir seguir el procedimiento de cambio de la norma. Y por último, su función de promoción a la uniformidad existe para establecer el sentido exacto de las leyes y evitar decisiones contradictorias con respecto a casos similares.

La Doctrina

La doctrina se define como el conjunto de estudios de carácter científico que los juristas realizan acerca del Derecho, ya sea para interpretar las normas, criticarlas o proponer nuevas normas. Esta desempeña un papel fundamental como fuente del Derecho en cuanto a la elaboración, desarrollo y reforma del mismo. Esto debido a las enseñanzas que forman a los futuros juristas, que serán posibles legisladores.

 

Esta es fuente del Derecho indirecta y su valor principal va a depender de la categoría del autor que la origine, siguiendo la independencia respecto a sus intereses particulares, su autoridad doctrinal y la responsabilidad científica que posea el autor.

La Equidad

La equidad en su sentido restringido y estricto es la adaptación del Derecho a un caso concreto, para dar a este un tratamiento más benévolo. Su característica principal es el constituir una justicia flexible y humanitaria en contraposición a la rígida y formalista. Esta nace del Derecho Natural, y es Cicerón, jurista griego, quien fue el primero en hacer la acotación de considerar a la equidad como fuente del Derecho.

 

La función de la equidad como una de las fuentes del derecho tiene tres aristas, como elemento constitutivo, como elemento de interpretación y como elemento de integración. En su primer elemento, tiene la función de darle una flexibilidad al Derecho positivo cuando este se remite a ella para suavizar la norma general. En su función interpretativa, sirve para evitar que existan injusticias por la aplicación estricta de una norma general. Finalmente, en su función de integración, nos sirve para descubrir y aplicar los principios jurídicos que mejor se plieguen con el hecho.

Principios del Derecho

Una de las fuentes del derecho indirectas, se entienden como aquellas ideas de carácter fundamental que establecen la organización jurídica de un Estado. Estas dan sentido a las normas jurídicas que existen en una sociedad; son los enunciados generales a los que se les da la tarea de resolver un conjunto de problemas particulares.

 

Este tipo de principios pueden ser del Derecho Positivo, si se refieren al sistema jurídico de cada Estado, y solo a esto, o del Derecho Natural, cuando transcienden al derecho positivo y se refieren igualmente a los derechos inherentes del ser humano o a tópicos como la moral y la justicia.

Conclusión

Podemos decir que las fuentes del derecho son aquellos actos, fenómenos, principios u órganos de los que emanan las normas jurídicas y por ende son los que moldean nuestro ordenamiento legal y permiten que este se adapte a la situación actual de la sociedad que rige. Esperamos que te haya gustado el presente artículo y nos vemos en una próxima oportunidad.

 

¿Qué te pareció este artículo sobre las fuentes del derecho? Comenta abajo y comparte por tus redes.

  •  
    2.2K
    Shares
  • 2.2K
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •