Conoce los fundamentos basicos de la concesion de Servicio Publico - Electricidad - Servicio Publico

Conoce los fundamentos básicos de la concesión de Servicio Público

Abogado egresado de la Universidad Católica Andrés Bello, mención Cumlaude, funcionario del Poder Judicial Venezolano con experiencia en Derecho Procesal Civil y coordinador academico en Handbook.

En otros artículos como en el de Derecho Administrativo, explicamos que el mismo era el conjunto de normas jurídicas que regulan la organización de los órganos del Estado. Además, se ha explicado la relación que este posee con los particulares al estar en una posición de poder.

 

Ahora bien, dentro de esa estructura normativa, existen órganos que se encargan de satisfacer necesidades colectivas (servicios públicos). Su función, en muchas ocasiones, es delegada en entes distintos a la Administración a través de una figura jurídica denominada Concesión de Servicio Público. Debido a su relevancia en el Derecho Administrativo, será objeto de estudio en el presente artículo. Esperamos sea beneficioso.

La Concesión de Servicio Público: Fundamentos Básicos

Nociones Generales

Siguiendo la doctrina del ilustre autor Eloy Lares Martínez en su libro Manual de Derecho Administrativo-Edición XIV, nos señala que la concesión de servicio público es uno de los modos utilizados por la Administración Estatal para la gestión de sus servicios. Dicha concesión contiene una delegación que efectúa una entidad administrativa a otro ente o persona. Esto es realizado para hacer funcionar un servicio público por tiempo determinado, a riesgo de la última. Esta queda autorizada por el Estado para exigir el pago de la tasa respectiva.

 

De manera que, en la concesión de servicio público, resalten algunas nociones:

  1. El servicio concedido conserva su carácter público. Esto es, mantiene su calificación de actividad esencial, por cuyo funcionamiento regular es supervisado por el órgano estatal correspondiente.
  2. El concesionario queda asociado a la gestión del servicio público, cuyo funcionamiento en principio está a cargo de la Administración. Al delegar la tarea en el concesionario, la Administración se reserva el derecho de ejercer, en aras del interés general y público de la colectividad, el control y vigilancia de las actividades de aquél.
  3. El concesionario puede ser una persona física o jurídica, excepcionalmente de carácter público. En efecto y como establecimos al inicio del presente artículo, la concesión de servicio público es delegada en la mayoría de los casos en entes distintos a la administración (los particulares). Estos actúan en la búsqueda de ganancias y conservan su carácter privado. 

Naturaleza Jurídica

En siglos pasados, se tenía al sistema de concesión como un concepto puramente contractual. Se consideraba que el acto de concesión en su totalidad era una relación contractual y por ende, en este se encontraban de forma exclusiva las cláusulas relativas a la organización y funcionamiento del servicio concedido.

 

Igualmente, se opinaba que dicho contrato contenía una estipulación para otro. En virtud de esta, los usuarios, a pesar de no haber sido partes en el mismo, adquirían derechos frente al concesionario. Sin embargo, la doctrina contractualista ha sido abandonada, y sustituida por la doctrina del acto mixto, aceptada en la actualidad.

 

Tal situación se justifica en el contenido de la concesión de servicio público. Esta contiene cláusulas de naturaleza reglamentaria y cláusulas de naturaleza contractual, las cuales explicaremos:

 

Cláusulas reglamentarias

Las cláusulas reglamentarias del acto de concesión tienen por objeto fijar las reglas relativas a la organización y el funcionamiento del servicio. Especialmente fijan las referentes a las condiciones de explotación, situación del personal y las prestaciones que han de percibir los usuarios. Dichas cláusulas forman un estatuto de la organización y funcionamiento del servicio, fijado unilateralmente por la Administración e impuesto por el concesionario. 

 

Dado el carácter reglamentario de esas disposiciones, pueden ser invocadas por los usuarios en cuanto les favorezcan. Esto sin necesidad de recurrir a otras estipulaciones y entendiéndose que pueden derivar derechos frente al concesionario.

 

Cláusulas contractuales

El acto de concesión contiene las cláusulas contractuales relativas a la duración de la concesión, a las ventajas económicas de la misma a favor del concesionario y respecto al equilibrio financiero de la empresa.

 

De allí que podamos afirmar que el concesionario de un servicio público se encuentra a un tiempo, en una situación reglamentaria en lo referente a la organización y funcionamiento del servicio. De igual forma, se encuentra en una situación contractual en todo lo concerniente a los poderes y deberes resultantes del plazo de la concesión y de la fijación de tasas cobrables a los usuarios y las demás ventajas pecuniarias establecidas a favor del concesionario.

Permanencia de la Noción de Servicio Público

Es necesario asimilar que el Estado conserva la titularidad del servicio concedido. La concesión es ante todo, uno de los modos utilizados por la Administración para dar cumplimiento a su obligación de prestación de servicios públicos.

 

Es por ello que, aun después de concedido el servicio, mantienen su vigencia los principios fundamentales relativos a la obligatoriedad. Es decir, el deber de la Administración de velar porque el concesionario cumpla su misión de gerente del servicio y lo adapte a las necesidades colectivas de la comunidad donde es prestado.

Deberes del Concesionario y Poderes de la Autoridad

Como ya observamos, en la concesión de servicio público actúa la Administración (órgano que delega el servicio) y la persona física o jurídica que recibe la concesión, por lo que es necesario precisar algunos elementos:

 

Obligaciones del Concesionario

El concesionario es un colaborador del servicio público. Contrae el deber de realizar una tarea que ha sido previamente declarada de valor esencial para la colectividad. De manera que su situación es distinta a la de aquel que ejerce una actividad económica al amparo de la libertad de industria.

 

En ese orden de ideas, el concesionario tiene una doble función. Por una parte, desplegar una actividad de naturaleza comercial en su propio beneficio (interés individual). Por la otra, debe realizar dicha actividad, que al hacer propia de una entidad administrativa, deberá ser destinada a satisfacer necesidades colectivas. Esto con todas las obligaciones legales que se originan en caso de incumplimiento (interés social).

 

Es por ello que muchos autores consideran que el concesionario está en el deber de organizar y de hacer funcionar de forma regular y continua el servicio concedido. Esto debe ser realizado con sujeción no solo a las cláusulas de la concesión, sino también a las disposiciones legales y reglamentarias que le conciernen, sometido al control estatal.

 

Control de la Autoridad

La Administración concedente tiene los poderes de dirección y control del servicio concedido. El poder de dirección se ejerce, ya sea mediante disposiciones reglamentarias o por medio de órdenes. Por otro lado, el poder de control se ejerce de acuerdo con las cláusulas de la respectiva concesión. En defecto de previsiones especiales, la Administración tiene la facultad de investigar la marcha del servicio y de verificar su eficacia.

Conclusión

De todo lo anterior, podemos concluir que la Concesión de Servicio Público es uno de los modos utilizados por la administración estatal para la gestión de sus servicios. Este contiene una delegación que efectúa una entidad administrativa a otro ente o persona, para hacer funcionar ese servicio por tiempo determinado, a riesgo de la última. Esta queda autorizada por el Estado para exigir el pago de la tasa respectiva. Esperamos les haya gustado el presente artículo y nos vemos en una próxima oportunidad.

 

¿Qué te pareció este artículo sobre la Concesión de Servicio Público? Comparte en tus redes, comenta abajo y dinos lo que piensas.

Artículos relacionados

Conoce todo sobre la formación de los contratos ad... En otros artículos como en el de la ejecución de los contratos administrativos, explicamos que el interés principal de la distinción entre los contrat...
¿Sabes qué es el Contrato Aleatorio? Aquí sus pecu... En otros artículos como el del contrato, explicamos que el mismo, es una convención entre dos o más personas para construir, reglar, transmitir, modif...
¿Entiendes el Derecho Penal General? El Derecho Penal es una de las ramas de la ciencia jurídica de las que más conocimiento tiene la sociedad. Siendo una rama que aplica sanciones aquell...
¿Sabes qué es el contrato? Aquí te lo explicamos... Dentro del Derecho Civil, el contrato se considera un acuerdo unánime entre dos o más personas para constituir, reglar, modificar o extinguir un víncu...
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Comenta sobre este artículo