Conoce las Bases Fundamentales del Amparo Constitucional

Abogado egresado de la Universidad Católica Andrés Bello, mención Cumlaude, funcionario del Poder Judicial Venezolano con experiencia en Derecho Procesal Civil y coordinador academico en Handbook.

En otros artículos como el de 7 conceptos de Amparo, explicamos las distintas definiciones que se le han dado desde el punto de vista doctrinario a esta figura jurídica. Se explicaba que el Amparo Constitucional debe ser entendido como un medio Jurisdiccional Extraordinario de Defensa de la Constitución. Este es conocido por los Tribunales especiales para ello y procede contra actos lesivos de derechos de rango constitucional, cuya finalidad básica es restituir la situación jurídica infringida. De allí que y en virtud de la relevancia que posee esta institución jurídica constitucional en el derecho moderno, hemos querido realizar el presente artículo para explicar las principales bases que posee para su ejercicio. Esperamos les sea de su agrado.

Bases Fundamentales del Amparo Constitucional

Nociones Generales

En primer término y recordando al autor Allan Brewer Carías en su libro “La Constitución de 1.999”, el Amparo Constitucional puede definirse como:

…aquel procedimiento de carácter jurisdiccional, extraordinario y de gran flexibilidad formal para la protección de los derechos consagrados constitucionalmente, tendente a lograr el restablecimiento de los mismos de una manera efectiva e inmediata, a través de una decisión judicial…

En efecto, el amparo es una garantía judicial específica de protección de los derechos y garantías de rango constitucional; siendo además un derecho de todas las personas a ser amparadas por los Tribunales de Justicia colocados por el Estado, en el goce y ejercicio de sus derechos fundamentales. Es por ello que en el caso venezolano el artículo 27 de la Constitución patria determine expresamente que la acción de amparo constitucional es un mecanismo extraordinario destinado a restablecer los derechos y garantías de rango constitucional vulnerados o amenazados, constituyendo una vía sumaria, breve y eficaz, la cual debe ser garantizada en todo momento por los Jueces de la República.

 

Otras definiciones

Asimismo los autores de la obra “La acción de amparo Constitucional y sus modalidades judiciales”, esto es Humberto Enrique Tercero Bello Tabares y Dorgi Doralys Jiménez Ramos, comentan sobre el amparo que:

…Resumiendo y ofreciendo una definición del amparo constitucional, podemos decir que se trata de una acción de carácter extraordinario, cuya procedencia se limita a la violación o amenaza de violación del solicitante, de manera inmediata, flagrante, de derechos constitucionales, derechos subjetivos de rango constitucional o previstos en instrumentos internacionales sobre derechos humanos, para cuyo restablecimiento existen vías ordinarias, eficaces, idóneas y operantes

En sintonía con lo anterior podemos destacar que esta figura constitucional se encuentra destinada  a la protección exclusiva de los derechos y garantías constitucionales, cuya finalidad es restituir al ciudadano en el disfrute de sus derechos fundamentales o evitar una amenaza mayor contra los mismos; por lo que ante la existencia de una situación jurídica infringida, los efectos del amparo constitucional no pueden ser constitutivos, sino solamente restitutorios de esa situación que fue infringida en forma idéntica o en aquella que más se asemeje.

 

Derecho Comparado y Bases Internacionales

De forma similar al caso venezolano, el artículo 88 de la Constitución Política de Ecuador consagra al Amparo Constitucional (o Acción de Protección en ese país), como una garantía jurisdiccional, de la forma siguiente:

La acción de protección tendrá por objeto el amparo directo y eficaz de los derechos reconocidos en la Constitución, y podrá interponerse cuando exista una vulneración de derechos constitucionales…

Igualmente y desde el punto de vista internacional, el artículo 8 de la Declaración Universal de los Derechos humanos, consagra el derecho que posee todo ser humano de contar con un recurso que la ampare ante violaciones de rango constitucional, en los siguientes términos:

Toda persona tiene derecho a un recurso efectivo, ante los tribunales nacionales competentes, que la ampare contra actos que violen sus derechos fundamentales reconocidos por la constitución o por la ley.

Dicha norma fue recogida a su vez en el artículo 25 de la Convención Americana sobre Derechos Humanos determinando que:

Toda persona tiene derecho a un recurso sencillo y rápido o a cualquier otro recurso efectivo ante los jueces o tribunales competentes, que la ampare contra actos que violen sus derechos fundamentales reconocidos por la Constitución, la ley o la presente Convención, aun cuando tal violación sea cometida por personas que actúen en ejercicio de sus funciones oficiales.

 

De manera que podemos observar la protección internacional que se le ha dado al amparo constitucional y el cual ha sido recogido en muchas legislaciones. Y no solo en el continente americano, sino a nivel global como una forma expedita y extraordinaria de restituir situaciones jurídicas lesivas de derechos de rango constitucional.

 

Naturaleza Jurídica

A lo largo del tiempo ha existido una discusión doctrinaria en relación a la naturaleza jurídica del Amparo. En efecto algunos autores consideran que es un derecho constitucional y otros que es una garantía jurisdiccional otorgada por el Estado. Sin embargo, y a los efectos del presente artículo, es necesario comprender que el Amparo, observado como un recurso o mecanismo de tutela jurisdiccional, sólo permite garantizar un derecho constitucional vulnerado. De esta forma, si no existe la lesión a un derecho constitucional, el amparo es improcedente.

 

Es por ello que podamos afirmar que el amparo constitucional es un derecho de garantía (protege otros derechos)  cubriendo la totalidad de los consagrados constitucionalmente, dependiendo de la legislación que se trate.

 

Requisitos para su ejercicio

Existen una gran cantidad de requisitos para ejercer este tipo de mecanismo jurisdiccional, dependiendo a su vez de la legislación en la cual es ejercido. Aun así, podemos destacar como los más relevantes los requisitos que daremos a continuación:

 

Existencia de la lesión de un derecho constitucional

En efecto, la base del amparo es la posibilidad de restitución de una situación jurídica infringida por la lesión de un derecho consagrado en la constitución; tal situación significa que si para el momento del ejercicio de la acción, no existe ese tipo de violación, el amparo no puede proceder por cuanto carece de su elemento fundamental.

 

La lesión del derecho constitucional debe ser actual y posible de restitución

No basta la violación de un derecho constitucional; es indispensable que para el momento del ejercicio de la acción, el amparo pueda restituir los derechos vulnerados o que los mismos sean de posible restitución, ya que en caso contrario a la parte no le quedará de otra alternativa de acudir a la vía ordinaria, por cuanto se debe insistir que este mecanismo es de carácter extraordinario.

 

No debe existir otra vía para su restitución

 Debido a lo breve y expedito del procedimiento de amparo y la prioridad que debe otorgarle el juez competente cuando son presentados; el mismo solo puede ser utilizado en principio cuando no exista otra vía para poder restituir la situación jurídica infringida o que en caso de existir dichas vías, las mismas son insuficientes para esa restitución. Sin embargo en este caso, el agraviado debe presentarle al juez suficientes elementos que originen esa convicción, para su admisibilidad.

 

No debe existir consentimiento expreso del agraviado

Tal situación significa que  el amparo no puede proceder cuando la acción u omisión, el acto o la resolución que violen el derecho o la garantía constitucional ha sido consentido expresa o tácitamente, por el agraviado, a menos que se trate de violaciones que infrinjan el orden público o las buenas costumbres; en los cuales el Juez como garante de la legalidad, deberá de igual forma restituir la situación jurídica infringida.

Legitimidad para su ejercicio

Siguiendo la jurisprudencia patria venezolana, se hace indispensable traer a colación la sentencia de fecha 04/04/2011, Exp. 09-0959, dictada por la Sala Constitucional del Tribunal Supremo de Justicia, Magistrada Ponente: Carmen Zuleta de Merchán, en la cual estableció  de forma acertada entre otras cosas lo siguiente:

…Todo accionante de amparo debe encontrarse en una situación jurídica que le es personal, y que ante la amenaza o la infracción constitucional se hace necesario que se impida ésta o se le restablezca, de ser posible, la situación lesionada. Se trata de una acción personal, que atiende a un interés propio, que a veces puede coincidir con un interés general o colectivo.

 

Un juez, como tal, no puede ejercer un amparo contra decisiones judiciales que afecten su función juzgadora, ya que él no sería nunca el lesionado, sino el tribunal que preside, el cual representa a la República de Venezuela, en nombre de quien administra justicia, y no puede el juez, si con  motivo de su función jurisdiccional  se ve su fallo menoscabado por otras decisiones, impugnar por la vía de amparo, ya que dada la estructura jurisdiccional que corresponde a la República, ella no puede infringir sus propios derechos constitucionales.

 

Por ello, un juez no puede incoar un amparo contra otro juez, con motivo de una sentencia dictada por él, que el otro juez desconoce, reforma, inaplica o revoca. La función de defensa de los fallos corresponde a las partes y no a quien los dicta.  Desde este ángulo, un juez carece de interés legítimo para accionar en amparo en defensa de sus fallos…

Análisis

Ahora bien y conforme a la sentencia parcialmente transcrita, podemos afirmar que la legitimidad para el ejercicio de la acción de amparo y todos los recursos que a partir de ese ejercicio sean originados en sede jurisdiccional, les corresponde única y exclusivamente a las partes (no a los juzgadores cuando se presuma la violación de un derecho constitucional en uno de sus fallos); la cual deberá ser agraviada (en el caso del accionante de amparo) de un derecho constitucional y con un interés jurídico actual propio de restitución mediante ese mecanismo.

 

Conclusión

De todo lo anterior podemos afirmar que el Amparo Constitucional en definitiva es aquel mecanismo jurisdiccional de carácter extraordinario y de gran flexibilidad formal para la protección de los derechos consagrados constitucionalmente, tendente a lograr el restablecimiento de los mismos de una manera efectiva e inmediata, a través de una decisión judicial y una vez cumpla con todos los requisitos establecidos en la ley para su procedencia. En ese orden recomendamos a nuestros lectores, a seguir investigando sobre este importante recurso, para reforzar sus conocimientos en el área del derecho constitucional.

 

¿Te gustó este artículo sobre las bases fundamentales del Amparo Constitucional? ¡Comparte por tus redes y dinos lo que piensas!

 

Artículos relacionados

¿Sabes qué es el Derecho a la Defensa? Averígualo ... En el artículo del Debido Proceso, explicamos que era un principio jurídico y constitucional que permite garantizar y promover los mecanismos necesari...
Puntos clave para entender el Saneamiento por vici... En otros artículos como en el de la venta con reserva de dominio, observamos que el contrato de venta, que es aquel en donde una persona (vendedor) se...
¿Cuál es la diferencia entre Prescripción y Caduci... En el Derecho Civil, existen diversos medios de extinción de las obligaciones y de las acciones que posee una persona dentro de las relaciones jurídic...
Conoce sobre la relevancia jurídica del Debido Pro... En otros artículos como el de la Tutela Judicial Efectiva, explicamos que este principio significa no solo el acceso a los órganos de administración d...
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •