Conoce a las atenuantes y agravantes en el Derecho Penal - Derecho - Penal - Leyes

Conoce a las atenuantes y agravantes en el Derecho Penal

Abogado egresado de la Universidad Católica Andrés Bello, mención Cumlaude, funcionario del Poder Judicial Venezolano con experiencia en Derecho Procesal Civil y coordinador academico en Handbook.

En otros artículos como en el de delito como hecho típico dañoso, explicamos que la base del Derecho Penal o su sentido es la sanción por un hecho determinado o por una conducta o comportamiento humano.

Sin embargo, puede ocurrir que en la realización de un hecho punible, intervengan algunas circunstancias que pueden aumentar o disminuir la pena aplicable. A dichas circunstancias la ley y la doctrina las ha denominado como atenuantes y agravantes. Debido a su relevancia jurídica serán objeto de estudio en el presente artículo. Esperamos les guste.

Atenuantes y Agravantes en el Derecho Penal

Nociones Generales

Seguiremos en este artículo la doctrina del autor Alberto Arteaga Sánchez, en su libro Derecho Penal Venezolano, Undécima Edición. En ella, además de los elementos esenciales constitutivos del delito, sin los cuales éste no se daría, cuando se comete un hecho punible se dan otros elementos o circunstancias que, si bien no influyen en la esencia del hecho, tienen importancia para graduar la sanción aplicable.

 

Como expresa Musotto:

“A la mayor o o menor dañosidad del comportamiento externo o a la mayor o menor reprochabilidad del agente por lo realizado, todo lo cual en definitiva, al determinar la gravedad del delito mismo, va a influir en la medida de la pena”.

Estas circunstancias, que modifican la responsabilidad penal, permiten a su vez individualizar el acto del querer, determinando un juicio de valoración de la acción lo más concreto posible y lo más adecuado a la realidad de los hechos. De manera que, a través de algunas circunstancias, el Derecho Penal trata de adecuarse a exigencias individualizadoras y se esfuerza por escapar a la rigidez y a la arbitrariedad.

Circunstancias modificadoras de la sanción penal

Por lo que respecta a la clasificación de las circunstancias del delito, se distingue entre circunstancias agravantes, atenuantes y mixtas, según tengan como efecto aumentar la pena, disminuirla, o aumentarla o disminuirla según las modalidades de las mismas circunstancias. Objetivas y subjetivas o personales, según se refieran a los medios, tiempo, lugar y diversas modalidades de la ejecución del hecho, o a la persona y su participación psicológica o a las relaciones de parentesco. De igual forma, son genéricas y específicas , según se prevean en general para todo hecho punible o para determinados hechos punibles.

 

En cuanto a los efectos, cuando se dan determinadas circunstancias, al incidir en el quantum de la criminosidad del hecho, producen como consecuencia la agravación o atenuación de la pena aplicable. En forma tal que será el juzgador que determine el mérito de las mismas para el cálculo de la sanción conforme a las reglas ordinarias de la legislación del país respectivo.

Clases

Atenuantes, Agravantes y Mixtas

Las circunstancias agravantes son las que aumentan la culpabilidad del autor. Conforme al Código Penal venezolano, las encontramos en el artículo 77 de dicha normativa. Las circunstancias atenuantes, por otro lado, son las que disminuyen la responsabilidad del autor, y por ende, se hace una disminución de la pena aplicable. Podemos encontrarlas en el artículo 74 del Código Penal Venezolano. Por último, las circunstancias mixtas, que son las que, dependiendo de las circunstancias, pueden atenuar o agravar.

 

Objetivas y Subjetivas

Son circunstancias objetivas aquellas  en las que es posible apreciar una mayor gravedad del daño causado con el delito, o en las que es más fácil apreciar una mayor desprotección del bien jurídico. La proporcionalidad entre la pena y la culpabilidad por el hecho hace que se pueda explicar el aumento o la disminución de la pena.

 

Son circunstancias subjetivas, aquellas en las que es posible determinar que el hecho resulta más o menos grave, o la culpabilidad del autor mayor o menor.

 

Genéricas y Específicas

Son circunstancias genéricas aquellas que pueden ser aplicadas a cualquier hecho punible. Permiten disminuir la pena aplicable o aumentarla.

 

Son circunstancias específicas aquellas que por su naturaleza solo pueden ocurrir en determinados hechos punibles y permiten aumentar o disminuir la pena aplicable. El ejemplo típico de este caso sería el que cometa el hecho punible en un momento de arrebato o de intenso dolor, lo cual conforme a la legislación venezolana origina una disminución de la pena (artículo 67 del Código Penal).

Importancia Práctica

Ahora bien, es necesario entender que, sin analizar en profundidad los requisitos exigidos por la ley y la jurisprudencia para la aplicación de las circunstancias analizadas, siempre existirán una serie de circunstancias que influirán de manera decisiva en la valoración del delito cometido. Así, en consecuencia,  influenciarán en el castigo, o la ausencia del mismo, a imponer a quien sea considerado culpable de él.

 

Aunque, el análisis de las normas penales debe hacerse de forma restrictiva para evitar interpretaciones que afecten al reo, es necesario darle importancia a aquellas situaciones que pudieran influir en la pena aplicable.

 

De ahí que le aconsejemos siempre revisar la legislación penal de su país de cara a plantear la posibilidad de beneficiarse de alguna de ellas en caso de que se vea envuelto en alguna situación de origen delictivo.

Conclusión

De todo lo expuesto podemos concluir que las atenuantes y agravantes del delito, como circunstancias modificadoras de la sanción penal, son aquellas que dependiendo de las causales establecidas en la ley, permiten disminuir o aumentar la misma, lo cual en definitiva le corresponderá al juzgador en la etapa procesal correspondiente. Asimismo cada país posee su propia regulación de estas circunstancias, por lo que invitamos a su análisis particular para que sea llevado a casos concretos.

 

Esperamos haber sido claros y que te haya gustado nuestra explicación.

 

¿Te gustó este artículo sobre las atenuantes y agravantes en el delito? ¡Comenta abajo y comparte por tus redes sociales!

Artículos relacionados

¿Conoces las diferencias entre extorsión y secuest... Entre los delitos contra la propiedad, tenemos una variedad importante para su análisis jurídico. Sin embargo, las diferencias entre algunos de ellos,...
¿Sabes qué es la legítima defensa como causa de ju... Existen ciertas circunstancias en el Derecho Penal que hacen que un hecho que se enmarca en un delito conforme a la Ley no sea punible y no surja la r...
¿Qué es el concurso de delitos? Averígualo aquí... El concurso de delitos es una institución compleja dentro del Derecho Penal debido a la discusión derivada de las dificultades teóricas que ofrece su ...
¿Qué función cumple el Ministerio Público en el pr... En otros artículos como: El Ministerio Público en el proceso civil, explicamos que el titular de la acción penal es dicho órgano (Artículo 24 del Códi...