clasificacion de los actos administrativos - derecho - mazo - balanza-min

Entiende la clasificación de los actos administrativos instantáneamente

Abogada egresada de la Universidad Católica Andrés Bello. Monitora por el Edo. Bolívar de Amnistía Internacional. Diplomado en Transporte y Comercio Marítimo. Editora en Handbook

Como ya hemos explicado en otros artículos, los actos administrativos son la base del estudio y regulación del Derecho Administrativo. De esta forma, temas como la clasificación de los actos administrativos tienen un peso importante en el estudio de la materia, puesto que esta es una de las formas más fáciles de entender este tipo de actos. Sin embargo, el entender esta clasificación tiende a ser algo complejo; es por esto que en este artículo te explicaremos la clasificación de los actos administrativos de forma tal que los entiendas instantáneamente. Esperamos te sea de útil.

Clasificación de los actos administrativos

Actos Administrativos

En forma general, entendemos a los actos administrativos como aquellas declaraciones o manifestaciones de voluntad de la Administración Pública, o de los órganos del Poder Público. De acuerdo al jurista argentino Rafael Bielsa, podemos definir al acto administrativo de la siguiente forma:

Es una decisión, general o especial, emanada de autoridad administrativa en ejercicio de sus funciones, en resguardo de los derechos e intereses de los administrados.

En esta definición podemos ver plasmado no solo el concepto de acto administrativo, sino también su fin (el resguardo de los derechos e intereses de los administrados) y la clasificación de los actos administrativos más común: general o especial.

 

¿Quieres reforzar tus conocimientos jurídicos y convertirte en un jurista experto? Entra en nuestra plataforma Handbook.es e inscríbete en los mejores cursos de derecho online.

Clases

Ahora bien, como toda institución dentro del Derecho, en el Derecho Administrativo podemos encontrar una numerosa cantidad de clasificaciones. En este caso, la clasificación de los actos administrativos ha sido de extenso estudio por parte de los doctrinarios en la materia, y dependiendo del jurista o la teoría que se estudie, se podrán encontrar distintas clasificaciones. A continuación les explicaremos las más consistentes entre los distintos doctrinarios:

 

En base a su recurribilidad en vía jurisdiccional: Resolutorios y de trámite

Una clásica clasificación de los actos administrativos, donde distinguimos entre los actos resolutorios y los de trámite. Los actos resolutorios son aquellos en los cuales se puede recurrir a la jurisdicción contencioso administrativa, poniendo fin a la vía administrativa. De acuerdo al jurista Nelson Rodríguez, podemos entender como resolutorios los actos administrativos que lleven al particular a la vía jurisdiccional cuando los recursos que ponen fin a la vía administrativa hayan sido decididos en sentido negativo,  o cuando no exista respuesta y opere el silencio administrativo, el cual en el caso venezolano, es negativo.

 

En la clasificación de los actos administrativos, podemos entender a los actos de trámite como todos aquellos actos que no sean resolutorios, sino que son previstos a la resolución final de la controversia. De esta forma, los actos de trámite son aquellos que se mantienen dentro de la jurisdicción administrativa, sin poder ser recurribles ante los órganos jurisdiccionales.

 

Según la extensión de sus efectos: De efectos particulares y de efectos generales

Otra clasificación de los actos administrativos es aquella que toma en cuenta la extensión de sus efectos. De esta forma, entendemos por actos administrativos de efectos particulares a aquellos en los cuales los efectos o el sujeto al que va dirigido el acto administrativo puede ser individualizado, ya sea una persona en específico o un conglomerado de personas que pueden ser individualizados.

 

Mientras que los actos administrativos de efectos generales son aquellos que están dirigidos a una generalidad que no puede ser determinada. De esta forma, serían de efectos generales losa actos administrativos de algún órgano del Poder Público cuyos efectos sean para todo el territorio nacional, mientras que un acto administrativo de efectos particulares sería un acto administrativo emanado de la alcaldía del Municipio Sucre para ordenar la demolición de un edificio.

 

Según su relación con la esfera jurídica: Favorables y de gravamen

De acuerdo a esta clasificación de los actos administrativos, los particulares pueden ser afectados por los actos de dos formas. La primera de ella, es cuando los actos declaren derechos que sean a favor del particular, siempre produciendo algún resultado ventajoso para el mismo. A este tipo de acto administrativo, de acuerdo a esta clasificación, se les denomina actos administrativos favorables.

 

El segundo tipo  es cuando el acto administrativo afecta al particular al restringirlo; al imponerle una obligación o carga, al extinguir un derecho o negar la ampliación de la esfera jurídica de este. A este tipo de acto se le denomina entonces un acto administrativo de gravamen, puesto que grava los derechos o la actuación de uno o varios particulares.

 

Según las voluntades que intervienen

Según esta clasificación de los actos administrativos, los actos pueden ser unilaterales o simples y plurilaterales o complejos. Así, podemos entender a los actos simples como aquellos emanados de un órgano de la Administración cuya titularidad está constituida por una sola persona, y conserva su clasificación aun cuando en su creación o en procedimientos previos se hagan necesarios otros actos. Un ejemplo de estos actos son los emanados de los Ministerios, puesto que su titularidad reside en una sola persona.

 

En el caso en que el acto requiera para su formación de la intervención de dos o más voluntades, podemos denominarlos como actos administrativos complejos. Así, los actos emanados de órganos colegiados, o donde para su formación intervinieron dos o más órganos de la Administración, los podemos denominar entonces como complejos.

 

Otras clasificaciones

Como ya se ha establecido, existe una multiplicidad de clasificaciones de los actos administrativos, dependiendo de las teorías que se estudien. De esta forma, existen clasificaciones de los actos como los actos constitutivos, siendo estos los que crean, modifican o extinguen relaciones o situaciones subjetivas en los particulares o en la propia Administración, y los actos declarativos, que son aquellos que acreditan un hecho o situación a algún particular pero no incide en su contenido.

 

Conclusión

Los actos administrativos son la declaración de voluntad de la Administración Pública, y el comprender su clasificación doctrinaria es una de las formas más fáciles de estudiar el uso, regulación y aplicación de estas normas de carácter administrativo y que tienen inclusive aplicación general en la vida cotidiana de los ciudadanos en sus relaciones con la Administración. Esperamos haber sido claros en nuestra explicación, hasta una próxima oportunidad.

 

¿Te gustó este artículo sobre la clasificación de los actos administrativos? Comparte en tus redes y si te gustó ¡háznoslo saber comentando abajo!

Artículos relacionados

¿Qué es el Derecho Administrativo? El Derecho Administrativo es el conjunto de normas jurídicas que regulan la organización de los órganos del Estado, además de la relación que este pos...
¿Sabes qué es el principio de autonomía de la volu... En otros artículos como el de Derecho Civil, nociones generales, explicamos que esta es una rama de la ciencia jurídica encargada principalmente de re...
¿Sabes qué es un contrato de obra pública? Descúbr... En el artículo de Servicios Públicos como función estatal, explicamos su definición. Así, comprendemos que es toda actividad que en virtud del ordenam...
¿Qué es la invalidez de los actos administrativos?... Los actos administrativos son la base jurídica por la que las decisiones de los órganos del Poder Público de un Estado tienen fuerza y carácter coerci...
  •  
    372
    Shares
  • 372
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •