Conoce las circunstancias eximentes de la Responsabilidad Civil - Derecho Civil - Libros - Doctrina

Conoce las circunstancias eximentes de la Responsabilidad Civil

Abogado egresado de la Universidad Católica Andrés Bello, mención Cumlaude, funcionario del Poder Judicial Venezolano con experiencia en Derecho Procesal Civil y coordinador academico en Handbook.

En otros artículos como en de la Responsabilidad Civil y el Caso Fortuito, explicamos que la Responsabilidad Civil ocurre cuando existe una ilicitud en materia civilDe igual forma, se explicó que como consecuencia de ello, obligan al agente causante a reparar el daño causado.

 

Ahora bien, existen casos que, a pesar de la existencia de un daño, por determinadas situaciones y circunstancias que pueden generarse, el agente no queda obligado a esa reparación. A dichas situaciones o circunstancias la doctrina las ha denominado como Eximentes de la Responsabilidad Civil. Debido a su relevancia jurídica, serán objeto de estudio en el presente artículo. Esperamos sea de su agrado.

Circunstancias Eximentes de la Responsabilidad Civil

Nociones Generales

En primer término, para comprender este concepto, haremos alusión a la doctrina del ilustre autor Eloy Maduro Luyando en su libro Curso de Obligaciones-Tomo I. Las circunstancias eximentes de la responsabilidad civil consisten en aquellas situaciones en que el presunto agente, es decir, la persona a quien se imputa un daño, no queda obligada a la reparación. Ello puede ocurrir por dos circunstancias. La primera de ellas es porque no ha desarrollado ninguna conducta que pudiere considerarse como culposa. La segunda es porque no existe relación de causalidad entre su conducta y el daño sufrido por la víctima.

 

De manera que, las circunstancias eximentes de responsabilidad civil son situaciones objetivas en las cuales se elimina la culpa o la relación de causalidad, elementos integrantes y concurrentes de ese tipo de responsabilidad. Es por ello que al eliminarse alguno de esos elementos, la obligación de reparar cesa a pesar de la existencia de un daño. 

Clasificación

Los eximentes de la responsabilidad civil pueden clasificarse en dos grandes grupos: Causas que eliminan la culpa y las Circunstancias que destruyen la relación de causalidad.

 

 A.- Causas que eliminan la culpa.-

Consisten en aquellas situaciones en las cuales la conducta desarrollada por el presunto agente no es culposa. Así, al faltar un elemento fundamental a la responsabilidad civil, esta no puede configurarse. Como consecuencia se origina los eximentes de esa responsabilidad. Dentro de esas circunstancias tenemos:

 

1.- Ausencia de culpa:  Existe ausencia de culpa cuando el presunto agente demuestra que en el caso concreto desarrolló siempre una conducta prudente, discreta y cuidadosa, adecuada a la circunstancia fáctica en que se encontraba, no incurriendo en ninguna intención, negligencia o imprudencia. 

 

2.- Conducta objetiva lícita: Comprende aquellas situaciones en que un daño es causado por una conducta del agente que está autorizada o permitida por el ordenamiento jurídico positivo. Dentro de este tipo de conducta tenemos al caso cuando el daño es causado por el agente en ejercicio de un derecho y cuando una persona causa un daño mediante el desarrollo de una conducta prevista por el legislador. 

 

El ejemplo claro lo tenemos en materia mercantil, cuando un comerciante al instalar un local comercial de determinado ramo, por su propia intención causa un daño a los demás comerciantes de ese mismo ramo, al disminuir con su trabajo, las ventas de los demás.

 

3.- Legítima defensa: La legítima defensa es una eximente de responsabilidad civil prevista en algunas legislaciones (como el caso venezolano en el artículo 1.188 del Código Civil Vigente) y constituye una conducta objetiva lícita especialmente prevista por la ley, que a pesar de tener su origen en el ámbito penal,  tiene su alcance en el Derecho Privado.

 

Los elementos de la legítima defensa en materia civil son los mismos fijados por el ordenamiento penal y que fueron explicados en su debida oportunidad.

 

B.- Circunstancias que destruyen la relación de causalidad.-

Consisten en aquellas situaciones en las cuales la conducta, culposa o no del agente, no fue la causa del daño, sino que este se debió a una causa distinta, extraña a la propia conducta o hecho del agente. Esas causas reciben en doctrina la denominación general de causa extraña no imputable, la cual está constituida por diversos hechos a saber: el caso fortuito o la fuerza mayor, la pérdida de la cosa debida, el hecho del príncipe y el hecho del acreedor.

 La causa extraña no imputable

La causa extraña no imputable como eximentes de la responsabilidad civil, puede ser definida tal y como lo señala Eloy Maduro Luyando, como:

Los hechos, obstáculos o causas que impiden al deudor el cumplimiento de la obligación y configuran su incumplimiento involuntario, quien queda exonerado del deber de cumplir la prestación y de la responsabilidad civil que dicho incumplimiento acarrea.

La causa extraña no imputable se caracteriza por una imposibilidad absoluta para el deudor de cumplir su obligación, Dicha imposibilidad, además de no serle imputable, debe ser imprevisible, y en materia contractual sobrevenida. De ser preexistente o simultánea con la creación de la obligación, esta no sería válida por ser de objeto imposible. Lo anterior es recogido en el artículo 1.271 del Código Civil Venezolano.

 

Diversos casos de causa extraña no imputable

La causa extraña no imputable como eximentes de la responsabilidad civil, comprende diversas circunstancias a saber:

1.- El caso fortuito:  Como lo explicamos en su oportunidad en el artículo de la Responsabilidad Civil y el Caso Fortuito, es aquel hecho que imposibilita a la persona cumplir una obligación jurídica. Ello debido a un suceso extraordinario ajeno a la voluntad del mismo.

 

2.- El hecho del príncipe: Comprende todas aquellas disposiciones prohibitivas o imperativas emanadas del Estado por razones de interés público general. Dichas disposiciones necesariamente deben ser acatadas por las partes y causan un incumplimiento sobrevenido de la obligación. 

 

3.- La pérdida de la cosa debida: Constituye otra de las especies de la causa extraña no imputable. La pérdida de la cosa debida hace imposible el cumplimiento del deudor y no siendo imputable a este, produce los efectos liberatorios consiguientes. Por dicha pérdida debemos entender cuando en una obligación que tiene por objeto una cosa determinada, esta perece, queda fuera del comercio o se pierde. De este modo, se ignora absolutamente su existencia, sin culpa alguna por parte del deudor. 

 

4.- El hecho del acreedor: La negativa injustificada del acreedor contractual a recibir la prestación lo constituye en mora. El cumplimiento de la obligación del deudor puede quedar en un período de letargo o espera temporal, aunque con consecuencias adversas al acreedor. Ello solo justifica el incumplimiento temporal del deudor.

Conclusión

De todo lo expuesto podemos concluir que los eximentes de la responsabilidad civil pueden ser definidos como aquellas situaciones en que el presunto agente, es decir, la persona a quien se imputa un daño, no queda obligada a la reparación (se excluye dicha obligación) porque no ha desarrollado ninguna conducta que pudiere considerarse como culposa o porque no existe relación de causalidad entre su conducta y el daño sufrido por la víctima, como una excepción en materia de responsabilidad.

 

¿Te gustó este artículo sobre los eximentes de la responsabilidad civil? Si es así compártelo en tus redes sociales y si tienes algo que agregar coméntalo y dinos lo que piensas.

Artículos relacionados

7 Principios básicos del Derecho Civil que debes c... Los principios básicos del Derecho Civil son aquel conjunto de valores o normas que orientan y regulan la creación e interpretación de las normas jurí...
El patrimonio como prenda común de los acreedores En otros artículos como en el del Derecho Civil,  explicamos que era la rama del Derecho que se encarga de regular las relaciones de los particulares ...
El dolo como vicio del consentimiento en el Derech... En el artículo de vicios del consentimiento, explicamos de forma genérica que entre dichos vicios teníamos al dolo. Definido por la doctrina como el e...
El delito como hecho típico dañoso: Aspecto Objeti... En otros artículos como en de la Teoría del Delito, explicamos que la conducta es el elemento fundamental o básico del delito. De esta forma, si hay a...
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •