Quien fue Carl Schmitt Averigualo aqui

¿Quién fue Carl Schmitt? Averígualo aquí

Abogado egresado de la Universidad Católica Andrés Bello, mención Cumlaude, funcionario del Poder Judicial Venezolano con experiencia en Derecho Procesal Civil y coordinador academico en Handbook.

En otros artículos como en el de ¿Quién fue Rousseau?, hemos explicado la importancia que posee el conocimiento de la vida y obra de determinados juristas. Dichos juristas pasaron a la historia por sus aportes a la ciencia jurídica. Estas ideas sirven todavía en la actualidad para el estudio de las instituciones jurídicas y sociales vigentes. En el presente artículo, hemos querido indagar en la vida y obra de Carl Schmitt, reconocido jurispublicista, politólogo y filósofo jurídico alemán, el cual estuvo adscrito a la Escuela del llamado realismo político. Así, analizaremos sus enormes aportes al Derecho. Esperamos les guste.

Vida y Obra de Carl Schmitt

Pequeña Biografía

Carl Schmitt nació en Plettenberg, Alemania el 11 de julio de 1.888 y falleció en esa localidad el 07 de abril de 1.985. Fue un reconocido jurista alemán y profesor en la Universidad de Berlín desde 1.934, en donde creó su doctrina jurídica acerca del Estado. Asimismo, se ha señalado que sus pensamientos se utilizaron como uno de los elementos ideológicos sobre los que se fundó el nacionalsocialismo, al que se adhirió en 1.933.

 

Dirigió una crítica constante hacia las instituciones y los principios democráticos durante la República de Weimar (período alemán de 1.918 a 1.933), cuya estabilidad contribuyó a socavar. Según su teoría, el poder real se descubre en la situación de excepción, según quién conserve la capacidad de decisión, y no de acuerdo con la atribución constitucional de poderes. También criticó el individualismo subyacente a la democracia, al considerar que el pueblo era propiamente masa. Así, adquiría una identidad por adhesión a un líder carismático, y por enfrentamiento al enemigo, categoría fundamental en la constitución de un pueblo y que se establecía por decisión arbitraria del líder.

 

Entre las obras en que desarrolló su doctrina, destacan “La dictadura” (1.921), “Teología política” (1.922) y “Estado, Movimiento, Pueblo” (1.933).

Pensamiento

Schmitt fue uno de los principales ideólogos del Movimiento Revolucionario Conservador de Alemania. Su pensamiento jurídico se basa sobre la necesidad de instaurar un poder de decisión adecuado que termine con la lucha de clases. Esto no es posible en un Estado liberal, en el cual no se puede justificar la exigencia del sacrificio de la vida en favor de la unidad política.

 

Igualmente, concibe la acción política como decisión que debe tener la talla de producir un hito que comprometa a los individuos: tal producción solo puede resultar de la guerra. El Estado ya no es el portador del monopolio político, pues se ha visto reducido en importancia a tan solo una asociación más y que no se encuentra por encima de la sociedad. 

Visión del Estado y la forma de gobierno ideal

Schmitt propone una pluralidad con el Estado, como comunidad suprema y más intensa. Considera la idea de comunidad con personas esencialmente ligadas y no una sociedad de personas esencialmente separadas. En ese sentido, mantuvo una polémica con Hans Kelsen acerca de la concepción del Estado, la defensa de la Constitución y demás formas jurídicas democráticas.

 

Igualmente estableció que esa comunidad es la que puede llevar a superar la degradación que al Estado ha producido el liberalismo que, con su negación de la política, le ha convertido en un sirviente burocrático armado. Su rechazo constante a las democracias parlamentarias, por cuanto a su decir eran incapaces de controlar los nuevos potenciales surgidos de la socialización del siglo XX, le hacen optar por la dictadura como forma de gobierno ideal. 

Concepción Jurídica de lo Político

El concepto de Estado analizaba Schmitt, presupone el de político, y el Estado debe ser definido como estatus político de un pueblo organizado sobre un territorio delimitado. Añadía que el Estado se encuentra entremezclado con la sociedad, al punto que lo político no admite ser definido a partir de lo estatal. Por eso, para llegar a una definición de lo político se requiere el descubrimiento y la fijación de una distinción específica, a la cual sea posible referir las acciones y los motivos políticos.

 

Esa distinción es la división de amigo y enemigo, la cual determina la esencia de lo político, y desde este criterio se puede determinar lo político y lo apolítico. En la medida que no es derivable de otros criterios, ella corresponde, para la política, a los criterios relativamente autónomos de otros ámbitos humanos: bueno y malo para la moral, bello y feo para la estética, entre otros aspectos.

 

Así, la esencia de las relaciones políticas es el antagonismo concreto originado a partir de la posibilidad efectiva de lucha. Lo político es, entonces, una conducta determinada por la posibilidad real de lucha; es también la comprensión de esa posibilidad concreta y la correcta distinción entre amigos y enemigos. El medio político es, por ende, un medio de combates concretos.

 

Estado Total para Schmitt

Para Schmitt la democracia es entendida a partir del concepto de “Estado Total”. En ese orden, el Estado total es aquel que ha superado el momento liberal. Es un Estado fuerte, que se inmiscuye en todas las esferas de la vida en sociedad. En la democracia, para este autor, todo es político y por ende solo puede ser garantizada por este tipo de sistema estatal.

 

La democracia para él no requiere del voto secreto (pues la política se hace en el espacio público). Por el contrario es la acclamatio, la elección a viva voz y en masa, la que le resulta compatible con su idea de democracia. La democracia es directa y por ende no hay representantes, ni elecciones. La representación necesariamente mediatiza la inmediatez de la voluntad popular, haciéndola, en definitiva, desaparecer.

Conclusión

Lo que sobresalta del pensamiento de Schmitt radica en su visión del Estado. Por un lado (y a pesar de que muchos de sus pensamientos no tienen asidero jurídico en la actualidad), establece que la democracia debe ser entendida a partir del concepto de lo que él denominó como Estado Total,  que permite mantener la paz social a través del control de todas las esferas de la vida en sociedad y por la otra no concibe un sistema de gobierno adecuado, mejor que la dictadura para garantizar esa paz social en el territorio de la nación.

 

Para entender esa posición de este jurista, debemos ubicarnos en la época histórica en la cual fueron establecidos esos pensamientos, para observar la evolución jurídica que ha tenido el Derecho tanto en Alemania como en muchos países a nivel mundial.  Esperamos te haya gustado este artículo y nos vemos en una próxima oportunidad.

 

¿Te gustó este artículo sobre la vida y obra de Carl Schmitt?. Si fue así, déjanos un comentario y compártelo en tus redes sociales.

Artículos relacionados

Conoce los fundamentos básicos de la concesión de ... En otros artículos como en el de Derecho Administrativo, explicamos que el mismo era el conjunto de normas jurídicas que regulan la organización de lo...
5 Frases de Giuseppe Chiovenda que deberías conoce... En el artículo de 5 frases de León Duguit, explicamos algunos de los pensamientos más célebres de ese importante autor en el área del Derecho Público....
¿Sabes qué es la Justicia Social como fin del Dere... En el artículo de la Justicia como Fin del Derecho, explicamos que la misma abarca las distintas acepciones de cada sistema filosófico del Derecho. Es...
El Estado como sujeto del Derecho Internacional Pú... El Estado como sujeto del Derecho Internacional Público es sin duda alguna un tema de estudio necesario en la materia. Siendo el sujeto de derechos y ...
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Comenta sobre este artículo