juicios ad-hoc - balanza

6 Juicios Ad hoc que cambiaron al mundo

Abogada egresada de la Universidad Católica Andrés Bello. Monitora por el Edo. Bolívar de Amnistía Internacional. Diplomado en Transporte y Comercio Marítimo. Editora en Handbook

Los tribunales internacionales existen desde los comienzos del sistema internacional moderno. Su propósito es dirimir diferencias entre Estados o, a veces, entre otras entidades internacionales. Sin embargo, no fue sino hasta los juicios de Nuremberg que siguieron a la Segunda Guerra Mundial que se crearon juicios Ad hoc destinados a resolver causas penales entabladas contra particulares para encarar los crímenes internacionales más graves, como el genocidio, los crímenes de guerra y los crímenes de lesa humanidad.

 

Los juicios Ad hoc, como formas de implementar justicia internacional, son aquellos juzgados o tribunales creados para investigar, condenar y enjuiciar o absolver a los responsables de determinados crímenes contrarios al Derecho Internacional (o también puede ser al Derecho interno). Estos tribunales son creados con el propósito de realizar las investigaciones pertinentes, y al culminar con sus objetivos, son disueltos.

 

La historia ha tenido varios de estos juzgados Ad hoc, desde los conocidos Juicios de Nuremberg hasta la actualidad con Tribunales como el Alto Tribunal Penal Iraquí. En este artículo te mencionaremos los 6 Juicios Ad hoc que cambiaron al mundo y dieron pie a la creación de instancias internacionales y regionales en materia de Derechos Humanos. Esperamos sea de tu agrado.

 

¿Te gustaría realizar cursos de Derecho en linea? Haz clic aquí y conoce nuestra oferta académica.

Juicios Ad hoc que cambiaron al mundo

Juicios de Nuremberg

Llevados a cabo entre 1.945 y 1.946, con posterioridad a la Segunda Guerra Mundial, los Juicios de Nuremberg fueron aquellos realizados por el Tribunal Militar Internacional (consistente en jueces del Eje Aliado: Estados Unidos, Reino Unido, Francia y la Unión Soviética) creado a través de la Carta de Londres del 8 de agosto de 1.945. En este Tribunal se enjuiciaron a aquellos funcionarios nazis que fueron capturados luego de la Guerra por haber perpetuado o ayudado en la realización de los crímenes del Holocausto.

 

Entre los nombres prominentes enjuiciados y condenados se encuentran el de Hermann Göring, segundo al mando del régimen Nazi y Rudolf Hess, segundo líder del partido Nazi al momento de la caída del Tercer Reich. Los 22 acusados lo fueron por los siguientes cargos: conjura o conspiración, invasiones, crímenes contra la paz, crímenes de guerra y crímenes contra la humanidad. Al igual que con los jueces, cada crimen fue dividido entre los países aliados para su investigación y la realización de acusaciones.

 

Los Estados Unidos investigaron las conspiraciones y las conjuras, el Reino Unido las invasiones, Francia los crímenes contra la paz y los soviéticos los crímenes de guerra y contra la humanidad. De estos juicios 12 altos mandos Nazi fueron condenados a ejecución, 3 sentenciados a cadena perpetua, 4 sentenciados a prisión en un rango de 10 a 20 años, y 3 fueron absueltos de las acusaciones en su contra.

Tribunal Penal Militar Internacional para el Lejano Oriente

Otro de los juicios Ad hoc creados luego de la Segunda Guerra Mundial fue el Tribunal Penal Militar Internacional para el Lejano Oriente, donde se acusaron, enjuiciaron y condenaron a los criminales de guerra del Estado nipón posterior a su rendición. Al igual que los Juicios de Nuremberg, fue creado a través de la Carta de Londres y los jueces de este Tribunal fueron designados por los aliados, ademas de los Países Bajos, China, Australia, Canadá, Nueva Zelanda, India y las Filipinas.

 

Debido a que su creación y existencia fue paralela a los Juicios de Nuremberg, los cargos por los que tenia competencia el Tribunal eran prácticamente los mismos: genocidio, crímenes de guerra, crímenes contra la humanidad, crímenes contra la paz y complot de guerra o conspiración.

 

A diferencia de Nuremberg, este Tribunal no absolvió a ninguno de sus 25 acusados, sentenciando a 7 a muerte, 16 a cadena perpetua, 1 a 20 años y 1 a 7 años. Una persona no acusada que causó polémica fue el emperador Hirohito, puesto que su aprobación tácita o explícita fue necesaria para la realización de ciertas acciones y violaciones cometidas durante la Guerra. Entre sus condenados más famosos están Hideki Tojo, Primer Ministro nipón, y Kenji Doihara, Comandante del Servicio Aéreo Japonés.

Tribunal Penal Internacional para la ex Yugoslavia

Este Tribunal fue creado por el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas a través de su resolución 827 del 25 de mayo de 1.993, con el solo objetivo de perseguir y enjuiciar a aquellas personas responsables de las violaciones a los derechos humanos, y en especial al Derecho Internacional Humanitario, cometidas durante la Guerra de los Balcanes de inicios de los 90.

 

Como la mayoría de los juicios Ad hoc que hablaremos, nace posteriormente a los reportes de la Comisión de Expertos enviada por el Secretario General de la época, Boutros Boutros-Ghali. En estos reportes, se evidenciaron múltiples violaciones al Derecho Internacional Humanitario, crímenes de guerra y de lesa humanidad.

 

Este Tribunal tiene competencia en materia de violaciones a las Convenciones de Ginebra de 1.949 (creadoras del Derecho Internacional Humanitario), violaciones al Derecho Internacional sobre guerra, genocidio y crímenes contra la humanidad. Es importante recalcar que estos crímenes debieron ser cometidos por funcionarios de los países que formaron parte de la Guerra de los Balcanes para que puedan ser investigados y enjuiciados por este Tribunal.

 

Aun cuando sus casos mas prominentes y conocidos han sido aquellos realizados contra Serbios, tanto Bosnios como Croatas, Kosovares y Albaneses han sido investigados por el Tribunal y enjuiciados por los crímenes cometidos durante la Guerra también. Desde su puesta en funcionamiento, han existido 83 sentencias, 19 casos absueltos, 37 acusaciones retiradas y un caso en proceso, el último que resolverá el Tribunal antes de su cierre total.

Tribunal Penal Internacional para Rwanda

Otro de los juicios Ad hoc, fue establecido a través de la resolución 955 del Consejo de Seguridad, de fecha 8 de noviembre de 1.994, para investigar y enjuiciar a aquellos responsables por la violación de derechos humanos y genocidio ocurridos en Rwanda durante todo el año de 1.994.

 

Durante ese periodo de tiempo de 1 año, y específicamente desde el asesinato del Presidente de Rwanda, Juvenal Habyarimana, empezó una guerra interna entre las facciones del Frente Patriótico de Rwanda y el Gobierno del país. Dentro de esta guerra, la violencia desatada ocasionó la muerte de entre 800 mil y 1 millón de personas, en su mayoría de la etnia Tutsi, siendo de esta forma un genocidio con un ritmo cuatro veces mas rápido que el Holocausto Nazi.

 

La jurisdicción de este Tribunal fue la de aquellos crímenes de guerra, crímenes de lesa humanidad y genocidio cometidos en 1.994 por rwandeses en territorio nacional y en Estados vecinos, o por no rwandeses dentro del país. Fue el primer tribunal en llevar a juicio por genocidio a un alto cargo de un Gobierno, al igual que el primero en interpretar la definición de genocidio establecida por las Convenciones de Ginebra en 1.949.

 

Igualmente, fue el primer Tribunal en considerar responsable a los miembros de los medios de comunicación por la emisión de información que incitaba a la población Hutu a la comisión de actos considerados como genocidio.

 

Este tribunal cerró el 31 de diciembre de 2.015, al culminar el lapso de apelaciones del ultimo caso que registró e investigó la Fiscalía del Tribunal. Durante sus 21 años de funcionamiento, estos juicios Ad hoc acusaron a 93 personas, donde 62 fueron sentenciadas, 14 fueron absueltos, 10 referidos a jurisdicción nacional y 3 que aun se mantienen como fugitivos de la justicia.

Corte Especial Para Sierra Leona

La Corte Especial, también denominada el Tribunal de Sierra Leona, fue una Corte creada a solicitud del Gobierno de Sierra Leona y en conjunto con las Naciones Unidas en 2.002 para investigar y enjuiciar a aquellos responsables por los crímenes cometidos después del 30 de noviembre de 1.996 en el país y durante la Guerra Civil de Sierra Leona.

 

La guerra en Sierra Leona, que comenzó en 1.991, empeoró con el fracaso de los Acuerdos de Paz de Abidjan en 1.996. Durante esta guerra civil, se observaron violaciones a los derechos humanos tales como las amputaciones como medio de tortura y de castigo, el reclutamiento de niños soldados y el tráfico de los llamados diamantes de sangre como medio de financiamiento de los grupos armados.

 

Poseía la jurisdicción de investigar y enjuiciar a aquellos responsables por los crímenes de guerra, crímenes de lesa humanidad, violaciones al Derecho Internacional Humanitario y algunas normas del derecho de Sierra Leona, específicamente el Acto de Daños Maliciosos y el Acto para la Prevención de Actos Crueles a los Niños.

 

Este fue el primero de los juicios Ad hoc creados a solicitud de un Estado y a través de negociaciones con las Naciones Unidas, al igual que fue el primer Tribunal internacional con sede en el país donde ocurrieron las violaciones a los derechos humanos. También fue el primer Tribunal en completar su mandato y realizar una transición a un mecanismo residual.

 

Este tribunal es mayormente conocido por ser el que llevó a cabo el juicio a Charles Taylor, el primer jefe de Estado en ser condenado por un Tribunal de estas características desde los juicios de Nuremberg. El Tribunal Especial completó su mandato el 2 de diciembre de 2.013.

Alto Tribunal Penal Iraquí

Creado por las influencias americanas en territorio iraquí en 2.006, este Tribunal ha causado cierto revuelo tras el proceso judicial y posterior ejecución del dictador Saddam Husein. Tiene competencia sobre aquellos crímenes cometidos en contra del Derecho Internacional en todas sus ramas en territorio iraquí durante el tiempo en que gobernó este ex mandatario, y de esta forma poder devolver a Irak la estabilidad social y jurídica, respetando los derechos humanos y el Estado de Derecho.

Conclusión

Hemos visto como estos Tribunales internacionales Ad hoc han intentado traer justicia a los países donde crímenes de carácter internacional han sido realizados. Han creado procedimientos a seguir, jurisprudencia importante y formas de interpretación de los Convenios de Ginebra y de los tratados internacionales sobre la materia. Igualmente, y gracias a su eficacia, se crearon instancias internacionales como la Corte Penal Internacional y la Corte Internacional de Justicia.

 

¿Te gustó este articulo sobre los 6 juicios Ad hoc que cambiaron al mundo? Comparte en tus redes, y si conoces algún otro que no hemos mencionado, ¡comenta abajo!

Artículos relacionados

¿Conoces sobre Criminal Law? Pon a prueba tus cono... El Criminal Law es la rama del Derecho Anglosajón encargada de regular el delito y el proceso judicial penal. Esta es una de las ramas más conocidas d...
¿Son las empresas transnacionales un sujeto de Der... Desde el siglo XIX, la presencia de empresas poderosas con actividades en diversos países las ha convertido en potenciales actores a considerar dentro...
¿Sabes qué es Employment Law? Aprende Derecho Angl... El Derecho Anglosajón, tal como nuestro Derecho Romano, consta de una multiplicidad de ramas. Una de las más interesantes de analizar, debido a sus di...
¿Conoces las diferencias entre firma y ratificació... En el Derecho Internacional, los tratados son los documentos que le dan fuerza a las decisiones tomadas entre Estados. Es común que estos acuerdos se ...
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •