5 Frases de Cesare Lombroso que deberías leer

Abogado egresado de la Universidad Católica Andrés Bello, mención Cumlaude, funcionario del Poder Judicial Venezolano con experiencia en Derecho Procesal Civil y coordinador academico en Handbook.

En otros artículos, como el de 5 frases de Piero Calamandrei, explicamos algunos pensamientos de ese famoso jurista, quien ha sido una de las figuras más eminentes del pensamiento jurídico italiano y uno de los más insignes exponentes de la escuela moderna de Derecho Procesal Civil. Ahora bien, en el presente artículo hemos querido abordar algunas frases que han sido de importantes estudios en el mundo de la criminología con Cesare Lombroso, quien ha sido el mayor representante del positivismo criminológico. Esperamos les sea de su agrado.

 

Frases de Cesare Lombroso

La Terapia del delito

En realidad, para los criminales natos adultos no hay muchos remedios: es necesario o bien secuestrarlos para siempre, en los casos de los incorregibles, o suprimirlos, cuando su incorregibilidad los torna demasiado peligrosos.

Lombroso consideraba que las causas de la criminalidad humana estaban relacionadas con la forma, causas físicas y biológicas de los seres humanos por su naturaleza. Un aspecto particularmente difundido de la obra de Lombroso es la concepción de la teoría del delito como resultado de tendencias innatas, de orden genético, observables en ciertos rasgos físicos o fisonómicos de los delincuentes habituales. Un ejemplo de esto son las asimetrías craneales, determinadas formas de mandíbula, orejas, arcos superciliares, entre otros.

 

De manera que en los casos que los criminales natos llegan a la adultez, a su juicio no les era posible la reinserción social y por ende era necesario su retención en determinados centros impuestos por el Estado con ese fin. Esto en beneficio de la colectividad, salvo que el delito sea extremadamente grave, cuya única salida era la pena capital o pena de muerte.

El criminal y el ser humano

El criminal  nace con diferencias del sujeto normal. Es diferente a los seres humanos normales por causas genético-hereditarias. 

En efecto y como se dijo supra, Lombroso creía que el aspecto físico de las personas tenía relación directa con su inclinación a ser un delincuente y que dicho aspecto provenía de causas genético hereditarias. Por supuesto, la base científica de este criminólogo destaca por su ausencia, por lo que no tuvo miedo en afirmar que la forma de una mandíbula, oreja o cráneo podía revelar si su portador era un criminal o no. De esta manera, al estar determinada la condición de criminal por los genes, era inconcebible que alguien con esos rasgos no se volviera autor de hechos punibles.

La sociedad y el criminal

La sociedad determina la condición de criminal en base a determinados estándares y rasgos característicos de los seres humanos.

En efecto, consideraba Lombroso que si existían determinados seres humanos cuyos rasgos físicos hacían presumir su inclinación a la delicuencia: en definitiva es la sociedad quien da dicha calificación en base a los estudios y análisis de la ciencia jurídica, con apoyo de otras ramas científicas.

Anormalidad del criminal

El criminal es un ser anormal, que sufre una desviación de base biológica que conduce a una regresión a estados primitivos del ser humano y que se puede catalogar como una patología. 

Lombroso ha sido a lo largo de la historia uno de los mayores emblemas de la antropología criminal. Bajo la premisa supra transcrita, define al delincuente como una subespecie del género humano, siendo identificable por una serie de características fisiológicas y somáticas distintivas de él.

La pena y el criminal

La pena debe ser vista como prevención social en los casos de los delitos comunes y como solución final en los casos de los delitos graves.

Para este autor como dijimos al inicio existen criminales (natos adultos) que se le es imposible reinsertarlos en la sociedad y por ende es indispensable imponer una pena que implique su detención y aislamiento. Esto como un beneficio a la colectividad en donde han cometido los delitos, salvo que el delito materializado sea grave o atroz, caso en el cual justificaba la pena de muerte para la eliminación del criminal en la sociedad.

Conclusión

De todo lo expuesto y a pesar de que las teorías de Lombroso no tienen asidero jurídico en la actualidad. La antropología criminal  planteada por él supuso una revolución a nivel metodológico importante, ya que se fundamentó en datos obtenidos de una manera sistemática de los criminales y en evidenciar una determinada correlación entre el elemento somático y el psíquico, además de haber contribuido a perfilar una tipología humana relacionada con el fenómeno delictivo.

 

De manera que las frases mencionadas en el presente artículo son todavía objeto de análisis en la actualidad y permiten observar la evolución del estudio criminal.  Esperamos te haya gustado este artículo, hasta una próxima oportunidad.

 

¿Qué tal te pareció este artículo sobre algunas frases de Cesare Lombroso? Comenta abajo tu opinión y si te gustó, ¡compártelo en tus redes sociales!

Artículos relacionados

¿Qué son los actos lascivos? Descúbrelo aquí En el Derecho Penal, existe un número de delitos que son de conocimiento general. De esta forma, algunos hechos punibles son más conocidos que otros. ...
¿Conoces las diferencias entre Amnistía e Indulto?... En el Derecho Penal, existe ciertas formas en las que la responsabilidad penal se puede extinguir. A diferencia de las circunstancias que excluyen el ...
¿Quién fue Carl Schmitt? Averígualo aquí En otros artículos como en el de ¿Quién fue Rousseau?, hemos explicado la importancia que posee el conocimiento de la vida y obra de determinados juri...
Cómo entender el Derecho Constitucional En otros artículos hemos explicado algunas instituciones jurídicas que configuran la esencia del Derecho Constitucional, sin embargo y a los fines de ...
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Comenta sobre este artículo