demandas frivolas - abogado - corte - testimonio - juez

5 demandas frívolas que te sorprenderán

Abogada egresada de la Universidad Católica Andrés Bello. Monitora por el Edo. Bolívar de Amnistía Internacional. Diplomado en Transporte y Comercio Marítimo. Editora en Handbook

Las demandas frívolas, de acuerdo al Derecho Anglosajón, es la práctica de seguir una demanda que tiene poco mérito legal y poca o ninguna oportunidad de ganar en corte. De esta forma, las demandas frívolas son realizadas con la intención de acosar o molestar a la otra parte, o con la intención de beneficiarse con un acuerdo fuera de la corte. Estas demandas deben ser clasificadas por la Corte como frívolas para ser consideradas como tal, no toda demanda que suena desquiciada puede considerarse frívola. A continuación explicaremos 5 casos de demandas que han sido consideradas como frívolas por la doctrina. Esperamos que disfrutes este artículo.

Demandas frívolas

Caso Robert Lee Brock

Un caso que ejemplifica perfectamente la definición de demandas frívolas. En 1.995, el recluso Robert Lee Brock realizó una demanda por $5 millones por violación de sus derechos civiles y creencias religiosas. ¿A quién? Pues a sí mismo. De acuerdo al demandante – demandado, al haberse alcoholizado en 1.993 y cometer los delitos por los que se encontraba recluso (allanamiento y hurto grave) había violado sus creencias religiosas, y por ende, se debía 5 millones de dólares por indemnización.

 

Pero lo más interesante del caso no es la demanda, sino a quien él consideraba obligado a indemnizarlo. De acuerdo a su demanda de 7 páginas, el Estado debía pagarlo debido a que no podía trabajar y estaba bajo la guarda del mismo al estar recluso. Al desestimar la causa, la Jueza que conocía de ella estableció que aun cuando sea un acercamiento innovador sobre las demandas por derechos civiles, su reclamo y su indemnización eran totalmente ridículas.

Aitken v. NBC

En 2.005, el señor Austin Aitken realizó una demanda contra la cadena televisiva National Broadcasting Company (NBC) por $2.5 millones. La demanda era específicamente por un episodio del programa Fear Factor (Factor Miedo) que la cadena emitía. En este episodio, los concursantes debieron comer una rata. Al presenciar esta asquerosa situación, el demandante estableció que su presión arterial aumentó tanto que se desorientó, por lo que vomitó y no pudo ver la puerta de la otra habitación así que se golpeó con esta. De acuerdo a Aitken, la cantidad de $2.5 millones fue establecida de forma arbitraria, puesto que solo quería enviar un mensaje a la cadena por su excesivo contenido gráfico. El juez desechó la demanda.

 

¿Quieres reforzar tus conocimientos jurídicos y convertirte en un jurista experto? Entra en nuestra plataforma Handbook.es e inscríbete en los mejores cursos de derecho online.

Overton v. Anheuser-Busch

En 1.991, Richard Overton demandó a la compañía cervecera Anheuser-Busch por publicidad engañosa y fabricación de productos tóxicos conforme a la Ley de Michigan. De acuerdo al demandante, la publicidad de la compañía para sus cervezas Bud Light engañaba a sus clientes al mercadear con anuncios de mujeres en espacios tropicales que aparecían al beber de su cerveza. Así, este consideraba que su publicidad ocasionaba daños a la salud, incapacidad temporal y daño mental. Es por esto que decide demandar a la empresa por daños y en su demanda solicitaba $10.000 por indemnizaciones, alegando haber sufrido daños mentales y físicos, estrés emocional y pérdida financiera.

 

La empresa en su defensa estableció que no poseía responsabilidad en advertir de peligros conocidos por el público, entre otras cosas. Tanto la Corte de Michigan que conoció de la causa como la Corte de Apelaciones confirmó esta defensa, y desestimaron la causa enseguida. Podemos decir que es una de las demandas frívolas más graciosas y cortas.

Peters v. Universal Studios

Una de las demandas frívolas que no llegaron a la corte, el caso de Cleanthi Peters y el miedo a las casas de terror es uno de los más escuchados. En 1.998, en la época de Halloween, esta mujer de 57 años junto con su nieto de 10 años estaban entrando a la atracción del parque Horror Night Haunted House (La Casa Embrujada de Noche de Terror), cuando un actor disfrazado y con una motosierra de mentira los persiguió hasta la salida. Algunas fuentes establecen que ambos tropezaron por un charco de agua que estaba cerca de la salida, otros dicen que cayeron por el miedo.

 

Lo cierto es que posterior a esta terrorífica noche, en el año 2.000, la mujer demandó a Universal Studios, ¿Qué alegaba la señora Peters? Pues que la experiencia le había causado terror extremo, angustia mental y estrés emocional. Así, demandó a la compañía por $15.000. Algo interesante para una casa de terror, ¿verdad?. Posterior a esta demanda, el caso no llegó a juicio, puesto que la empresa y la demandante llegaron a un acuerdo fuera de la corte.

Sanders v. Acclaim Entertainment

Algunas veces las demandas frívolas tienen una causa triste. Ese es el caso de la demanda de las familias de las víctimas de la masacre de Columbine en 2.001 contra 25 empresas productoras de películas y vídeo juegos en una demanda grupal. La demanda contra esta empresa desarrolladora y distribuidora de vídeo juegos específicamente fue por la creación y proporcionar vídeo juegos violentos que los perpetradores de la masacre utilizaban con frecuencia y que podían promover la violencia y acciones eminentemente ilegales.

 

De esta demanda se desprende, en conjunto con Brandenburg v. Ohio, que debido a que no se puede demostrar que los vídeo juegos son una de las causas de violencia, no se puede responsabilizar a sus productoras por las acciones realizadas por sus consumidores. Así, la demanda fue desestimada de inmediato.

 

¿Qué piensas sobre esta decisión? ¿Estás de acuerdo? ¡Comenta abajo tu opinión!

Conclusión

Las demandas frívolas en los juicios del Derecho Anglosajón son aquellos accionamientos del aparato jurisdiccional con poco o ningún chance de obtener una sentencia favorable. En los Estados Unidos, existen muchos ejemplos de este tipo de demandas, siendo que las pretensiones de algunos demandantes son de poca o nula factibilidad. Esperamos haber sido claros y que hayas disfrutado del artículo, hasta una próxima oportunidad.

 

¿Quieres alcanzar tus metas profesionales? ¡Regístrate en Handbook.es y conoce nuestros cursos!

 

¿Te gustó este artículo sobre 5 demandas frívolas que te sorprenderán? ¡Comenta abajo y si te gustó, comparte en tus redes sociales!

Artículos relacionados

Características del Derecho Anglosajón que debes c... El Derecho Anglosajón, también conocido como Common Law es el sistema jurídico derivado de la Inglaterra medieval. En la actualidad, son diversos los ...
¿Conoces el Criminal Law? – Lecciones de Der... El Derecho Anglosajón es uno de los tipos de Derecho que mayores avances han tenido en la actualidad. Aun cuando se consideren distintos por su fuente...
5 cosas que no sabías del Contract Law – Der... Contract Law es la rama del Derecho Anglosajón que se encarga de la regulación de la formulación de los contratos. Siendo que los contratos son alguno...
¿Sabes qué es Employment Law? Aprende Derecho Angl... El Derecho Anglosajón, tal como nuestro Derecho Romano, consta de una multiplicidad de ramas. Una de las más interesantes de analizar, debido a sus di...
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •